NÚMERO DE SERIE

'Solo asesinatos en el edificio': Nuevos secretos en el Arconia en la temporada 2 con Selena Gomez y compañía

Otro asesino anda suelto en 'Solo asesinatos en el edificio'. Con el fichaje de Shirley MacLane, Amy Schumer y Cara Delevingne. Y un edificio que es un personaje más. Analizamos la segunda temporada que se estrena este martes en Disney+.

Publicidad

Aviso a navegantes: si aún no has visto la primera temporada de 'Solo asesinatos en el edificio', aquí encontrarás spoilers.

Uno para todos y todos para uno. Los tres protagonistas de 'Solo asesinatos en el edificio' regresan para acabar lo que empezaron. Y para sumergirnos de nuevo en el Arconia y en las vidas de sus pintorescos vecinos (y potenciales sospechosos) debemos regresar a la primera temporada para ir recordando y desgranando las claves de esta segunda entrega.

Un nuevo asesinato tenía lugar al final del décimo episodio, con Mabel (Selena Gomez) ensangrentada ante la mirada atónita de sus nuevos amigos, Charles (Steve Martin) y Oliver (Martin Short). La víctima no era otra que la presidenta de la junta de vecinos, Bunny (Jayne Houdyshell), una señora que a punto estuvo de echarlos del edificio por haber espiado a sus vecinos en su podcast, pero que los había "perdonado" al dar solución al caso. Bunny estaba en el piso de Mabel cuando muere, con una aguja de coser clavada en el pecho. La mujer, siempre arisca en su trato, llevaba puesta una de las sudaderas promocionales del podcast que da título a la serie. Algo que no encaja así de primeras.

La segunda temporada arranca con los tres fans del true crime (y, por supuesto, falsos culpables) en la comisaría, con la antigua inspectora que llevó el caso, que ahora tiene que aguantar a un nuevo compañero, el detective Kreps. Este hombre desagradable está interpretado por Michael Rapaport que, curiosamente, hace de padre de Amy Schumer en su nueva serie, 'La vida y Beth'. Esto viene al caso porque uno de los cameos de esta segunda temporada es el de la propia Amy Schumer haciendo de sí misma. Como ocurría con Sting, el cantante de Police, en la primera, también nos la presentan en el ascensor, gracias de nuevo a Oliver que se encuentra con ella. Como no podía ser de otra forma, resulta ser un tanto enigmática, al igual que el personaje interpretado por Cara Delevingne, Alice, una galerista entusiasmada por el trabajo de Mabel (que en la primera temporada logró acabar el mural dedicado a su vecinos). Ambas actrices son muy amigas en la vida real (hasta se las llegó a relacionar sentimentalmente), y en la serie sus personajes serán algo más que amigas.

Si en la primera temporada era Charles el que sucumbía al amor de Jan (Amy Ryan) y lograba superar el trauma de su ex novia, ahora tenemos a Mabel olvidando a Oscar (uno de los chicos que componían la pandilla de los Hardy Boys) para explorar su sexualidad. Aunque la aparición estelar se la lleva la veterana Shirley MacLaine, de la que solo podemos adelantar que llega para confundir al personal, además con un personaje al que le falla la vista y que resulta hilarante.

El propio Steve Martin y John Hoffman ('Grace y Frankie') firman un guion que gustará a los entusiastas fans, con tramas que se sostienen en las claves que ya funcionaron en la primera entrega. Tim Kono era envenenado por Jan (con la que mantenía una relación amorosa) y esta, antes de ser detenida, había intentado quemar el edificio. Esta vez el arma del crimen es una aguja de coser y un cuchillo (en el tráiler aparece una de las escenas más divertidas, cuando Oliver, en un intento por deshacerse del arma del crimen lo lanza y lo deja clavado en el techo). Ahora, el propio edificio es un personaje más, descubriendo que esconde pasadizos secretos, nuevos ascensores y recovecos de lo más intrigantes.

Los personajes de Charles y Oliver serán más padres que nunca, ya que la hija de la ex novia de Charles llega para echarles un cable en sus pesquisas y el hijo de Oliver intenta que su padre le ayude en su obra de teatro escolar. En la primera entrega, las pistas para resolver el crimen de Tim Kono llegaban de una bolsa de basura, y a la basura volverán a ir por otros motivos. Mabel encontraba la supuesta nota de suicidio en esa bolsa y en un libro una dirección con unas iniciales (esta vez el mensaje misterioso está escrito en una extraña obra de arte).

El encuentro en el hall del edificio en homenaje al chico asesinado cuenta con su réplica en la quedada que hacen todos en la casa de la pobre Bunny ya que los sospechosos iniciales siguen siendo los mismos vecinos que la primera entrega. También regresan los fans del podcast; la doble de acción de Charles (Jane Lynch); el antiguo productor de Oliver ,Teddy (Nathan Lane), y por supuesto Cinda (Tina Fey) la autora del podcast de la competencia, más villana si cabe.

Y en la rocambolesca investigación que inician estos tres para descubrir al asesino también contarán con un loro que habla, un juego al estilo 'Cluedo' y una ayuda extra que parece ser un guiño a 'El silencio de los corderos'.

'Solo asesinatos en el edificio' regresa tan entretenida y divertida como siempre, con curiosos flashbacks (ojo al dedicado al Arconia), diálogos delirantes y más enredos que nunca.

Seguro que te interesa

Selena Gomez responde con un vídeo a quienes critican su peso: "Z*rra, soy perfecta como soy"

ObjetivoTV » Series

Publicidad