Sandra Oh y Andy Samberg, maestros de ceremonias de los Globos de Oro 2019, no pasarán a la historia por ser los presentadores más divertidos, carismáticos y recordados de estos prestigiosos premios. Aunque si han sabido conducir con elegancia y sin altercados una gala que ha sido tranquila de principio a fin.

Seguramente el momento más destacado de Sandra Oh en todo el evento ha sido cuando su nombre ha sonado como el de Mejor actriz de drama por su papel en 'Killing Eve'. La intérprete se ha llevado las manos a la cabeza y de un plumazo se quitaba el ‘corsé’ para protagonizar uno de los instantes más naturales y emotivos al dedicarle el premios a sus padres presentes entre el público.

La gran protagonista de la noche ha sido, como se esperaba, 'American Crime Story: El asesinato de Versace'. Aunque solo ha conseguido hacerse con la mitad de las nominaciones a las que optaba, dos: Mejor Miniserie y actor para Darren Criss.

Mucho más sorprendente ha sido la gran acogida que ha tenido 'El método Kominsky' quien arrancaba la gala haciéndose con el primer premio para Michael Douglas como Mejor actor de Comedia y después terminaba la noche con el de Mejor Comedia.

Rachel Brosnahan lograba revalidar su título a Mejor actriz de comedia que conseguía el año pasado por 'The Marvelous Mrs. Maisel' por segundo año consecutivo. Y Richard Madden ha sobresalido entre sus compañeros tras hacerse con el Globo de Oro a Mejor actor de Drama por la serie británica 'Bodyguard'.

Por último, 'The Americans' ponía su broche final a su historia tras hacerse "In extremis" con el galardón a Mejor Serie.