UN VIAJE A LO DESCONOCIDO

Una huérfana heroína, animales que hablan, aventuras en mundos paralelos… El escenario creado por Philip Pullman no es un cuento para niños, aunque lo parezca. Más bien es el reverso de 'Las crónicas de Narnia', de C. S. Lewis, pues la trilogía 'La Materia Oscura' se nutre de alegorías relacionadas con la filosofía, la religión y la metafísica, que ponen en duda el orden establecido. Frente a la ignorancia, los héroes de esta historia son los que desean descubrir la verdad. El título surge de una línea de ‘El paraíso perdido’, de John Milton, una de sus influencias de Pullman, junto a la obra de William Blake y ‘Sobre el teatro de las marionetas’, de Heinrich von Kleist.

La adaptación de la cadena BBC logra satisfacer al fan, receloso tras la desafortunada ‘La brújula dorada’, y al neófito le regala unas cuantas pinceladas desde el arranque de la cabecera del primer episodio para sumergirse sin problema en este insólito universo que se sustenta en algunas ideas descabelladas, pero que funcionan a la perfección, también visualmente. Los creadores de la ficción televisiva han comentado que, aunque se basa en las novelas del escritor inglés, se alejará de la fantasía victoriana propuesta en los libros y han adelantado que habrá algún giro inesperado con respecto a la trama original.

BUSCANDO EL NORTE

No es 'Harry Potter', pero 'La Materia Oscura' arranca en un colegio en el que se educará Lyra Belacqua (Dafne Keen, la joven actriz de 'Logan'), una niña especial, en apariencia, huérfana, cuya vida corre peligro fuera de allí, de Oxford. Gobierna el Magisterio (al frente el rector, interpretado por Clarke Peters), una institución religiosa, parecida a la iglesia católica, que mantiene un férreo control excepto al Norte donde mandan las brujas. Arrogante y rebelde, a la curiosa Lyra le acompaña un animal parlante que representa su alma, que adquirirá su forma definitiva con el tiempo. En apariencia, Pan, su “daimonion” como se los conoce, es una especie de armiño, que cambia de color de piel según su estado de ánimo. El tío de Lyra, Lord Asriel (James McAvoy), está tan ávido de conocimiento como ella, es un explorador que viaja al Norte en su aeronave en busca del Polvo, unas partículas místicas que podrían demostrar la existencia de otros mundos, algo que supone una herejía en el Magisterio. Es Asriel el que le regala el alietometro, una brújula prohibida que guiará a Lyra en sus aventuras.

En principio, la niña no le acompaña, aunque ese es su deseo primordial, visitar el Norte, sino que se marcha a Londres con la enigmática señora Coulter (Ruth Wilson), una dama de la alta sociedad que la contrata como secretaria y cuyo daimonion es un mono con el pelo dorado. En Oxford se especula con que los Zampones, una siniestra organización, secuestran a niños que envían a Londres. Entre ellos, uno de los amigos de Lyra y otro chaval “giptano”, un clan nómada al que algunos tratan como parias. El destino de Lyra es el Norte, en cada episodio se irá acercando un poco más, y conoceremos a Lee Scoresby (Lin-Manuel Miranda, creador de 'Hamilton'), el piloto tejano; a los osos polares con armadura (como lorek Byrnison) y a las misteriosas brujas (como Serafina –Ruta Gedmintas).

PRIMERA ADAPTACIÓN TELEVISIVA

A pesar de haber contado con versiones en el teatro, en la radio británica y, especialmente, en la gran pantalla –en 2007 con 'La brújula dorada'–, éste es el primer intento por llevar a televisión la trilogía 'La Materia Oscura', escrita por Philip Pullman (Inglaterra, 1946), entre los años 1995 y 2000. Una idea que se confirmó en 2015, cuando se celebró el vigésimo aniversario del lanzamiento del primer libro, fecha señalada que la cadena BBC aprovechó para anunciar la adaptación de la obra del escritor, que en España ha estrenado HBO. También es la primera vez que la dirige una mujer: Dawn Shadforth se pone al frente del segundo episodio.

George R.R. Martin, autor de la saga 'Canción de Hielo y Fuego', citó 'La brújula dorada' como la razón por la que 'Juego de tronos', la adaptación de su magna obra, debería convertirse en serie en vez de concentrarse en una película. Para la productora de la serie, Jane Tranter, los libros de Philip Pullman “existen en muchos niveles, con una gran variedad de historias, algo difícil de capturar en un filme”. De hecho, otras de las productoras de 'La materia oscura', Deborah Forte, repite tras producir un filme que cree no entusiasmó a los fans.

TRES TEMPORADAS (AL MENOS)

La primera entrega, compuesta por ocho episodios, se centra en los acontecimientos de 'Luces del norte (Northern Lights'), escrito en 1995, cuyas tramas tienen lugar en nuestro universo. Este es el libro que fue adaptado al cine como 'La brújula dorada', dirigida por Chris Weitz y protagonizada por Nicole Kidman y Daniel Craig. La cadena BBC confirmó la segunda temporada, ya en producción, basada en el segundo título, ‘La daga (The Subtle Knife)’, escrita en 1997 por Pullman, que está ambientada entre un tercer universo y el nuestro.

La idea es cerrar la trilogía con ‘El catalejo lacado (The Amber Spyglass)’, publicada en 2000, que acontece en diversos universos. No se sabe si la serie continuará a modo de diferentes spin-off o secuelas, con otros libros del autor relacionados con este universo, como son ‘El Oxford de Lyra’ (2003) y ‘Había una vez en el Norte’ (2008), la precuela de la trilogía. En 2017, Pullman comenzó una nueva trilogía paralela llamada ‘El libro del Polvo’, cuya primera entrega, ‘La Bella Salvaje’, está protagonizada por un chico y ambientada 10 años antes que ‘Luces del Norte’. Así que si se lo proponen y funciona, tendremos aventuras de Lyra Belacqua para rato…