1. Porque es la comisaría de policía más loca de la parrilla

Toda una declaración de intenciones la de los creadores de 'Brooklyn Nine-Nine' desde los títulos de crédito. El protagonista, el rebelde e inmaduro policía Jack Peralta, interpretado por Andy Samberg, sujeta un muñeco de Carey Mahoney, el policía que interpretó Steve Guttenberg en 'Loca academia de policía'. 'Brooklyn Nine-Nine' es igual de surrealista e irreverente que la alocada (y mítica) saga cinematográfica. Ha sabido trasladar a una comisaría de forma magistral el humor absurdo de otras sitcom como ‘The Office’ o ‘Parks and Recreation’.

2.Porque su protagonista es el John McClane de la tele

Además de 'Loca academia de policía', otro referente cinematográfico lo encontramos en la acción de 'La jungla de cristal'. Jack Peralta, al igual que los chicos de 'Friends', se reconoce fan número uno de esta otra franquicia policial y es mencionada en numerosas ocasiones en la serie. A Peralta le encanta entrar en acción, emular al aguerrido (y también guasón) John McClane, interpretado por Bruce Willis. De hecho, la estética de 'La jungla de cristal' (el poster, el tráiler, el arranque de la temporada) fue el leitmotiv de la sexta entrega. El cómico Andy Samberg ha sabido hacer suyo este personaje, que sigue presumiendo de una mirada peterpanesca por muy feo que se ponga el asunto.

3. Porque los gags funcionan dentro de la trama de acción

Como cualquier procedimental, cada episodio de la serie se centra en un caso policial (a veces, alguno de ellos se desarrolla a lo largo de la temporada). Unida a la acción propia de una comisaría (también salen a la calle), se ahonda en las vidas personales de los personajes, lo que da pie a introducir gags cortos al estilo 'Saturday Night Live'. Lógico teniendo en cuenta que Andy Samberg participó durante siete años en el programa de sketches y que la mayoría de sus compañeros en la serie han sido guionistas o han protagonizado algún tipo de cameo. En su estreno en 2014, la crítica y el público aplaudieron esta divertida combinación: Samberg se llevó un Globo de Oro como mejor actor en la misma edición en la que 'Brooklyn Nine-Nine' fue galardonada como mejor comedia.

4. Porque cuenta con los mejores cómicos, los que saben improvisar

Los grandes cómicos se curten en escenarios de stand-up y salas de improvisación. Los guionistas y productores Dan Goor y Michael Schur lo sabían y en el rodaje usan el mismo método de improvisación que en su anterior serie, la exitosa 'Parks and Recreation'. Andy Samberg había hecho un cameo en 2010 en un episodio de esta sitcom (el 2x19) que narra los absurdos (e hilarantes) tejemanejes de los funcionarios de parques y jardines de un pueblo de Indiana. Algunas de las escenas más memorables de la serie son improvisadas. Tras rodar en base al guion, los actores se lo saltan buscando ese matiz que produzca los diálogos lo más divertidos posibles. Es divertido buscar estos momentos en los que los propios actores se ríen con sus compañeros sin poder evitarlo.

5. Porque sus personajes (tan dispares) se complementan

Si Peralta es el bufón de la corte, se le acaba el chollo con la llegada de un nuevo capitán, el estricto Ray Holt a esa comisaria en la que Peralta y sus compañeros han hecho hasta entonces un poco lo que les ha dado la gana. Mientras los personajes de 'Brooklyn Nine-Nine' no cambian, sí lo hace la relación entre Peralta y el veterano policía interpretado por Andre Braugher, pues ambos, tan diferentes entre sí, en realidad se complementan. De las fricciones iniciales se evolucionará a una relación casi entre padre e hijo, lo que da mucho juego a las tramas. Para los seriéfilos resulta de lo más creíble pues Braugher ganó un Emmy en 1998 por la icónica serie 'Homicidio', en la que ya interpretaba a un policía, esta vez de la unidad de homicidios de Baltimore.

6. Porque desarrolla una historia romántica entre colegas

La otra gran relación de Peralta es con su compañera, la detective eficiente pero algo neurótica Amy Santiago de la que se enamora. Su relación tiene sus altibajos: en la segunda temporada Peralta sale con otra mujer interpretada por Eva Longoria para superar su supuesta ruptura con Santiago. Pero definitivamente están hechos el uno para el otro, porque a pesar de las diferencias ambos se admiran y no dudan en competir (de forma sana eso sí) cuando se enfrentan a un caso. Santiago está interpretada por Melissa Fumero, de ascendencia cubana, a la que se la puede buscar en series como 'Gossip Girl' o 'Solo se vive una vez'.

7. Porque tiene un plantel de secundarios brutal

El resto de personajes orbita alrededor de los protagonistas, siempre con memorables apariciones (los episodios de Halloween donde compiten entre ellos son muy top). Merecen especial atención el detective Charles Boyle (Joe Lo Truglio), tan leal como torpe, y el sargento Terry Jeffords (Terry Crews), un tipo maternal, padre de dos hijas y obsesionado con su musculatura. Gina Linetti (Chelsea Peretti), la secretaria narcisista del nuevo capitán Ray Holt, regala algunos de los momentos más insólitos por su desfachatez, y Rosa Diaz (Stephanie Beatriz) le da el toque macarra con su aparente temeridad (solo es fachada). En cuanto a los atolondrados Hitchcock y Scully, los dos polis más incompetentes que se pueda echar uno a la cara (Joel McKinnon Miller y Dirk Blocker), han ido ganando con el tiempo y en la última temporada se han convertido en parte esencial de las tramas por pleno derecho.

8. Porque los villanos están a la altura

La serie es conocida también por sus villanos, especialmente los relacionados con otros policías que quieren ponerle la zancadilla a los integrantes de la comisaría. La némesis de Ray Holt está interpretada por Kyra Sedgwick, cuyo papel resulta aún más divertido porque repite su rol de comisaria jefe de su serie más famosa, 'The Closer'. A ella se unirán los personajes de Ken Marino (el capitán más atolondrado) y Dean Winters (un impresentable detective) para hacerles la vida imposible. Entre los ladrones de guante blanco, destaca el personaje de Craig Robinson, con el que Peralta mantiene una relación de amor odio intermitente y cuyas aventuras han ido desarrollándose a lo largo de las temporadas.

9. Por sus disparatados cameos

Todo el mundo quiere salir en la serie y sus alocados cameos son ya marca de la casa. Las apariciones de algunos cómicos o colegas de profesión son un auténtico regalo para los fans. Adam Sandler, Maya Rudolph, Lin-Manuel Miranda, Nick Cannon, JK Simmons o Archie Panjabi, entre otros muchos, han aparecido en la serie. Luego están los cameos estrella, con guiño incluido. La madre de Peralta es Katey Sagal y el padre de Amy es Jimmy Smits: ambos aparecieron en ‘Sons of Anarchy’ como pareja. No hay que perderse a Damon Wayans –como amigo de Peralta– y a Zooey Deschanel, que interpretan a Jess, su personaje de ‘New Girl’. Este caso insólito hace que Wayans, que también esalía en ‘New Girl’, interprete a dos personajes diferentes en dos series diferentes que existen en el mismo universo.

10 Porque sus historias no se agotan nunca y cada vez son más entretenidas

'Brooklyn Nine-Nine' ha conseguido con el tiempo un club de fans que ya quisieran otras sitcoms. La serie, que estuvo a punto de desaparecer en 2018 cuando fue cancelada por Fox tras cinco temporadas, ha sabido reinventarse, ofreciendo nuevas situaciones, personajes y casos criminales cada vez más elaborados. La cadena NBC la rescató con la intención de cerrar la serie de forma apropiada en su sexta entrega pero fue gracias a la presión de los fans que la cadena la continuó, confirmando al menos ocho entregas (actualmente se emite la séptima en Estados Unidos). Así que Peralta y los suyos seguirán haciéndonos reír al menos un par de años más desde su disparatada comisaria.