ObjetivoTV » Número de Serie » Posts

NÚMERO DE SERIE

'Arrow', así ha sido el emotivo final de la serie protagonizada por Stephen Amell

Realidades paralelas, personajes resucitados y la despedida más sorprendente para los fans de Oliver Queen. Así ha sido el final de 'Arrow', cuyo legado continuará con los superhéroes del Arrowverso y, posiblemente, en un spin-off [contiene spoilers de la serie y su final]

Stephen Amell y Emily Bett Rickards en 'Arrow'

The CW Stephen Amell y Emily Bett Rickards en 'Arrow'

Publicidad

De luchar en solitario…

En 2012 conocimos al musculado actor Stephen Amell como Oliver Queen, embutido en las mallas de Green Arrow (Flecha Verde). 'Arrow' se convirtió en el mejor estreno del canal juvenil The CW desde 'Crónicas vampíricas' (2009). Y eso que no lo tuvo fácil: un año antes Ryan Reynolds había fracasado en el cine como Green Lantern y 'Smallville' se había despedido a lo grande de sus fans.

Oliver Queen era un joven y millonario playboy que, tras sufrir un naufragio, había permanecido en paradero desconocido durante cinco años. El misterio de su infernal cautiverio se iría desvelando poco a poco hasta ver cómo había podido regresar a su ciudad, Star City. La idea del creador Marc Guggenheim era reinventar al héroe traumatizado, más cercano a 'El caballero oscuro' y a la saga Bourne, con una acción oscura propia de thrillers como 'Homeland'.

... a crear un universo entero

Durante ocho años, Oliver Queen combatió el crimen y la corrupción gracias a habilidades propias de un superhéroe. Con el tiempo, a su cruzada en solitario se unieron otros valientes, como el ex soldado Diggle (David Ramsey), la genio de la informática Felicity (Emily Bett Rickards), la abogada Laurel, alias Black Canary (Katie Cassidy) y el resto del team Arrow.

A mediados de la sexta temporada, Stephen Amell anunció a los creadores que quería dejar la serie tras la séptima entrega por temas personales (que se resumían en querer ver crecer a su hija). Guggenheim le convenció para hacer entrega más que se convertiría en la última. Y así ha sido.

El moderno Robin Hood, oculto tras una capucha verde y con toques elitistas propios de Batman, inauguró el Arrowverso, en el que adquirieron importancia otros superhéroes protagonistas de varios crossovers. En 'Crisis on Infinity Earths', el último de ellos y el más ambicioso, Oliver Queen se sacrificaba por un bien mayor. El personaje de DC Comics asumía su destino y provocaba el surgimiento de un nuevo universo. Como anticipó el propio actor en una de sus últimas entrevistas, sabía que era un superhéroe sin poderes así que desde el inicio siempre supo que podría morir.

Un final lleno de amor

La octava temporada se ha convertido en un homenaje a episodios pasados, con esos huevos de pascua (easter eggs) escondidos que tanto gustan a los fans, flashbacks y el regreso de personajes fallecidos. El comienzo del final empieza con los personajes compartiendo sus emociones a una periodista, narrando entre lágrimas qué ha significado para ellos la muerte de su compañero y amigo Oliver Queen. Reiniciar el universo provocó que desapareciera el crimen en Star City, pero también la muerte definitiva del protagonista.

El Monitor (LaMonica Garrett) fue el que provocó su fallecimiento (algo que los fans más descerebrados han compartido en sus redes atacando personalmente al actor), pero también el que consigue emocionarnos con el momento cumbre de la serie. En 2040, el Monitor traslada a través de un portal a la mujer de Oliver, Felicity (Emily Bett Rickards) para poder reunirse de nuevo con él.

Es su conversación en el más allá lo último que escuchamos. Aparecen con la misma ropa que lucieron en la primera temporada y el lugar es la oficina de Moira (madre de Oliver), donde él vio por primera vez a Felicity, pues Oliver había vuelto en secreto en un momento de su ausencia y la vio allí.

Los creadores han dicho que tenían claro este final desde hacía tiempo, aunque en principio no hubieran podido contar con la actriz, que se fue de la serie en la temporada anterior. Pero Emily Bett Rickards regresó para la guinda del pastel como no podía ser menos.

El futuro: Arrowverso y el spin-off

Katherine McNamara, que ha interpretado a Mía, la hija de Oliver y Felicity, comentó en una entrevista que 'Arrow' ha sido siempre una historia de redención, sobre el viaje de Oliver, como padre y esposo y como héroe.

El descubrimiento de una estatua sirve pues como homenaje, así como el funeral al que acuden en el último episodio todos los personajes que sintieron a Oliver como un elemento inspirador en sus vidas. Su misión perdurará en aquellos que seguirán luchando contra el mal, se oye decir. Porque el legado de heroísmo de Oliver seguirá vivo en el team Arrow.

Para muchos fans, la expansión del universo trajo una de las mejores temporadas, la quinta en 2016. Tras Stephen Amell como Arrow en 2012, llegaron 'The Flash' (Grant Gustin) en 2014; 'Supergirl' (Melissa Benoist) en 2015; 'Legends of Tomorrow' (Caity Lotz) en 2016, y 'Batwoman' (Ruby Rose) en 2019.

Además de los crossovers surgidos del Arrowverso, el legado de Oliver Queen podría continuar en un spin-off llamado 'Green Arrow and the Canaries' que podría responder a aquellas preguntas que se hayan quedado en el aire.

Publicidad