Los Protegidos es una serie con un perfil de audiencia muy joven. Así lo demuestran los datos del pasado jueves 8 de marzo. El filón de su audiencia proviene de espectadores entre 4 a 12 años (40,6% cuota de pantalla en esa franja de edad) y de 13 a 24 años (32%). Lidera en ambas franjas de edad frente al resto de cadenas. En esta franja demográfica Telecinco consigue un 12,5% (en público de 4 a 12) y un 17,4 en audiencia de 13 a 24, la mitad que Antena 3. Los Protegidos lidera también en la franja de edad de 45 a 54, donde registra 15,7 puntos frente a los 14,6 de Telecinco.

Además, la cadena de San Sebastián de los Reyes mejora en todas las franjas de edad con respecto al jueves 1 de marzo, mientras que Telecinco pierde espectadores en todas ellas, especialmente en el público de 13 a 24 años, donde baja diez puntos, frente al aumento del 23% que registra Antena 3.

Por géneros, la serie de Boomerang TV para Antena 3, consigue 16,1 puntos en las mujeres y 11,6 en hombres. Supone un aumento de 6,9 puntos en público femenino y un 3,5 en masculino con respecto a la semana anterior. Telecinco pierde en ambos sexos, con 2,2 puntos negativos en mujeres y 1,6 puntos menos en hombres.

Por comunidades autónomas, Los Protegidos lidera en Castilla La Mancha y Murcia. En Cataluña, Madrid, Valencia y Castilla León consigue la segunda plaza a pocas décimas de Telecinco. Antena 3 consigue aumentar, con respecto al jueves 1, sus espectadores en todas las autonomías, salvo en Asturias. En cambio, la cadena de Fuencarral pierde presencia en todos los ámbitos geográficos, con especial indecencia en Euskadi (donde baja más de 7 puntos) y en Castilla-La Mancha, donde desciende casi 5 puntos.

Los datos de audiencia tienen muchas lecturas, y así se aprecia con Los Protegidos, que ha provocado que 'Gran Hermano' registre mínimo de cuota de pantalla (17,3% frente al 24,5% que registró al estreno de su 13ª edición) y de espectadores. Los Protegidos, serie familiar y joven, ha sabido ofrecer a la audiencia algo distinto, alejado del estilo zafio de Guadalix de la Sierra. De los datos de audiencia se desprende que el público está cada más lejos de un reality agotado, que tiene muy poco que ofrecer. Aunque en Telecinco siguen haciendo oídos sordos.