Y quizás tenga que ver algo este asunto con sus ganas de contar su vida y de explicarse tras años de silencio. Lo hará, eso sí, sin polígrafos ni papel couché. Porque la vida de Bosé se llevará a una serie que tiene algunos mimbres para convertirse en exitosa.

Los claroscuros

Los últimos acontecimientos en la vida de Bosé han provocado que algunos de sus fans tengan la sensación de haberse perdido muchos de los capítulos más importantes de la vida de su ídolo (hecho que por otra parte no deja de ser positivo para el propio ídolo).

Y Bosé, consciente de ello, asegura que pondrá toda la carne en el asador para autorizar una serie que "abarcará mi vida desde la infancia hasta el día de hoy. Mi personaje se puede entender desde mi infancia, lo que plantea la cuestión de cómo, dado lo el niño, el adolescente y el joven logró hacer las cosas que logró. Mi infancia fue muy atormentada, muy solitaria, hermética".

Los personajes secundarios, está garantizado, serán de campanillas: "La mía es una familia de personajes fuertes: un torero por un lado y por el de mi madre todo el peso del neorrealismo italiano. De pequeño me tocó vivir las cacerías, las fiestas, los amigos y tuve que absorberlo todo".

"Nadie apostó a que un hijo de figuras tan grandes como Lucía Bosé, la mujer más bella del mundo, y Luis Miguel Dominguín, el hombre más exitoso y deseado, pudiera sobrevivir a todo eso", añade en declaraciones a Variety.

Una amiga clave en el proyecto

Macarena Rey, productora y amiga del cantante, recuerda que "Miguel Bosé nunca ha dado entrevistas, salvo para promocionar sus últimos discos. El hecho de que haya decidido contarlo todo, o que otros lo cuenten por él, porque es hora de hacerlo, es lo que hace que esta historia de vida sea muy especial".

"Miguel Bosé es un ícono para el público hispanohablante en todo el mundo. Hablar de Bosé es recorrer la historia de la música española en las últimas décadas. Es un personaje fascinante con una historia de vida única e intensa. Estamos seguros de que esta serie de televisión será un gran evento para todos los amantes de la música de habla hispana", añade.

Ese modo de andar...

Bosé, genio y figura, lleva casi 43 años instalado en nuestras casas. José María Íñigo en 1977 saludaba en la mejor cadena de entonces, la única, a Luis Miguel Dominguín (nervioso aunque no se enfrentase a ningún toro). Lucía Bosé, la mamá del artista, decía que el niño se lo tomase en serio.

E Íñigo esperaba que lo que sucediera "sea un éxito". Y vaya si lo fue: Bosé interpretó varias temas, entre ellos el hit 'Linda', y gracias a esta actuación se coló en la lista de los artistas más escuchados. En unos meses, por suerte, lo volveremos a escuchar de cerca.