ObjetivoTV » La mujer del programador

LA MUJER DEL PROGRAMADOR

El exitoso viaje de Antonio Garrido: de 'Los Protegidos' a 'Cuerpo de élite'

'Cuerpo de élite' se ha reafirmado como el éxito de la temporada de la ficción española y en esta serie destaca el papel de Antonio Garrido. El actor interpreta a Efe, agente chapado a la antigua que dirige este particular cuerpo secreto de operaciones bajo la tutela de su antigua secretaria, hoy Jefa de Inteligencia, hecho que le provoca urticaria por su insoportable machismo. Lejos de su papel en la serie que resuelve todos los problemas políticos de España se encuentra Garrido, hombre del Renacimiento capaz de compatibilizar en su currículum varias series ('La chica de ayer' o 'Amar es para siempre'), programas de televisión ('¿Quién quiere ser millonario?), cine ('Camarón', 'La chispa de la vida' o 'El camino de los ingleses') y teatro.

Antonio Garrido es Efe

antena3.com Antonio Garrido es Efe

Publicidad

Este sevillano de pro, bético y cofrade, dio vida a Mario, el singular padre de una "familia" con poderes sobrenaturales: 'Los Protegidos'. Pero me detengo en la capacidad multidisciplinar de Garrido, que en Cine & Cine admitía que le gusta el teatro porque "tienes tiempo para prepararte los personajes y estás en contacto real con el público. Hay un feedback continuo, sabes lo que el público está viviendo en cada momento y cada vez que lo haces, aunque repitas la función, lo estás haciendo por primera vez, y eso es muy bueno. Lo malo es que en realidad el teatro es muy duro porque no se gana tanto dinero y porque cuando ganas dinero tienes que hacer función diaria y muchas veces tienes que hacer doblete y estar todos los días allí es muy duro".

La televisión tiene fama de ser más rápida y dejarte más dinero, pero también ayuda a ver evolucionar a tus alter ego: "Vas trabajando los personajes a medida que vas haciendo cosas, no puedes hacerlo antes. Cuesta mucho dinero todo y hay que hacerlo rápido". ¿Y el cine? "Es en teoría es la mezcla perfecta entre teatro y televisión porque te da tiempo a currarte los personajes y haces cosas, pero el problema que tiene el cine es que es muy complicado hacer cine. Es muy complicado que te llamen para hacer buenas películas. En el cine tú no tienes la última palabra".

En Generación Fénix este actor dejaba claro que por encima del género, lo importante es el público: "Es algo que nosotros respetamos profundamente y el que se merece que demos lo mejor de nosotros cada día en el escenario, aunque a veces te deje alguna anécdota, como me ocurrió a mi interpretando a Yago, en Otelo, un personaje malo malísimo, y un día, desde un grupo de personas que vino a vernos, en la escena donde le dan muerte al personaje, escuché desde el patio de butacas a una señora gritando: "Muérete ya, hombre, muérete ya", con un gracioso acento andaluz. Sin duda, son momentos que se quedan grabados, junto a otros muchos de muestras de cariño y admiración, tanto en persona como a través de las redes sociales". Una admiración que Garrido se ha ganado a pulso tras años de trabajo.

Publicidad