ObjetivoTV » Especiales » Premios Emmy » Premios Emmy 2013

NO SE HOMENAJEÓ A OTRO ACTORES

El homenaje a Cory Monteith caldea los ánimos en los Emmy

"Cory era una buena persona y su muerte es un trágico recordatorio de la destrucción que causan las adicciones". Estas fueron algunas de las palabras que Jane Lynch ('Glee') pronunció durante el tributo a Cory Monteith, en la 65 edición de los Premios Emmy. Un homenaje que ha generado controversia entre varios de los asistentes.

Jane Lynch (Glee) rinde tributo a Cory Monteith en los Emmy

CBS Jane Lynch (Glee) rinde tributo a Cory Monteith en los Emmy

Publicidad

El actor de ‘Glee’ Cory Monteith, que falleció el pasado julio a los 31 años por sobredosis, fue el intérprete más joven de los cinco personajes que fueron homenajeados individualmente durante la ceremonia del pasado domingo.

Jane Lynch, quien da vida a Sue Sylvester en la comedia musical de la Fox, fue la actriz encargada de rendir homenaje al joven actor que diera vida a Finn Hudson en la misma ficción. "Este verano, nuestra serie sufrió una muerte muy dolorosa", reconocía Lynch.

"Desde la primera vez que vi a Monteith interpretando el papel de Finn, me di cuenta de que tenía una calidad de estrella y una dulzura que hacía imposible no enamorarse de él. Y así sucedió con millones de personas, que se terminaron enamorando de Cory", continuaba diciendo Janey Lynch en su discurso.

Homenajes individuales con polémica
El actor fue uno de los cinco seleccionados por la Academia de TV para el tributo especial durante la edición de los Premios Emmy. Además, también fueron homenajeados James Gandolfini ('Los Soprano'), el productor Gary David Godlber (Family Ties), Jean Stapleton ('All in the Family') y el cómico y actor Jonathan Winters.

La inclusión de Monteith provocó cierta incomodidad en varios nombres de Hollywood por la omisión de algunas estrellas como Larry Hagman ('Dallas') o Jack Klugman ('The Old Couple').

El hijo de Klugman llegó a calificar la ausencia de su padre en los homenajes especiales como "criminal" y citó la incorporación de Monteith como una forma de complacer a los espectadores más jóvenes.

"Es un insulto y realmente esta cultura centrada en la juventud tiene un alcance de atención extremadamente corto. Han sido condescendientes con un grupo demográfico realmente reducido", declaró Adam Klugman. "No quiero decir nada despectivo sobre Cory, pero él fue un niño que no ganó ningún Emmy y que además, sufrió una tragedia autoinducida".

Publicidad