ObjetivoTV » Cine

NInguno de los dos tiene intención de rectificar

James Woods y Neil Patrick Harris inician una guerra en Twitter por los derechos LGTB

Ser republicano en Hollywood es toda una hazaña, por lo que los pocos nombres que suenan lo hacen con fuerza. James Woods es conocido por interpretar un gran número de películas, sin embargo parece pesar más la polémica alrededor de su ideología política. Ha tenido más de un incidente en Twitter por este motivo. La última ha sido con el actor Neil Patrick Harris, con el que ha tenido una discusión en frases de 140 caracteres.

Neil Patrick Harris junto a su marido, David Burtka

Gtres Neil Patrick Harris junto a su marido, David Burtka

Publicidad

Durante la semana del Orgullo en Estados Unidos, unos padres publicaron en Twitter una foto con su hijo. James Woods atacó directamente a esta familia y la red social no tardó en incendiarse. "Que monos. Esperad a que este niño crezca, se dé cuenta de lo que le habéis hecho y aparezcáis los dos desmembrados en un congelador", decía sin atisbo de arrepentimiento. Neil Patrick Harris, actor que dio vida a Barney Stinson en 'Cómo conocí a vuestra madre', demostró públicamente su desacuerdo con Woods contestándole al tuit. Pero esto no se quedó así, sino que el actor de 'Érase una vez en America' contraatacó a Harris y dejó bien claras sus creencias.

Mientras que uno habla de homofobia, el otro se defiende hablando de abuso infantil. Neil Patrick Harris, homosexual, casado y con hijos, no atacó en ningún momento a Woods. Pidió que rectificara y afirmó que debería "sentir vergüenza". No obstante, las respuestas del actor fueron mucho más directas, sin pelos en la lengua tal, y como ha demostrado en otras ocasiones.

Twitter es un mar de opiniones, pero cuando son los famosos los que las expresan, cada comentario es mirado con lupa. Ya en su día tuvo que borrar un tuit por inapropiado, pero no parece que haya calmado su estilo. Otros actores como Andy Milder, 'Weeds', se han pronunciado al respecto. Aunque esto no es algo que importe demasiado a James Woods.

Publicidad