UN INCIDENTE DOLOROSO

Gerard Butler y el incidente que casi le quema la cara: "Me estaba quemando vivo"

Gerard Butler casi se quema toda la cara durante el rodaje de su nueva película 'Plane', así lo recordaba en el 'Late Night con Seth Meyers', en el que relató el incidente que tuvo lugar en medio del rodaje.

Publicidad

Gerard Butler casi se quema toda la cara durante el rodaje de 'Plane', así lo recordaba en el programa 'Late Night con Seth Meyers', en el que relató el incidente que tuvo lugar en medio del rodaje.

El intérprete de 'Buscando Mavericks' recordaba durante la entrevista el momento en que casi se quema toda la cara durante el rodaje de 'Plane', su última película.

Durante el rodaje, Gerard Butler cubrió su cara accidentalmente con una sustancia que le hizo querer rascarse constantemente la cara, y es que la reacción química que se produjo hizo que el producto escociera en su piel de una manera extrema.

El actor explicaba al presentador del programa, Seth Meyers, que el líquido acabó en su cara durante la preparación de una escena en la que su personaje estaba trabajando con el equipamiento de aterrizaje en una aeronave.

Durante el programa, Gerard Butler explicaba que todo ocurrió mientras sus manos se encontraban entre dos ruedas de una aeronave, mientras, para la secuencia, "estaba buscando algo que no funcionaba en los frenos del avión". Cada vez que el actor sacaba las manos del engranaje, estaban cubiertas de "sangre y un líquido verde que no sabía lo que era".

El líquido resultó ser una variante sintética de un fluido hidráulico, que se emplea durante el aterrizaje del avión. Este líquido puede ser verde, púrpura o ámbar, según informó la Universidad Spartan de Aeronáutica y Tecnología. "Es un derivado del alcohol y del ácido fosfórico".

Tal y como comentaba Gerdad, el fluido era "esencialmente ácido fosfórico", y explicó que a medida que se secaba el sudor que le cubría la cara, el fluido se introducía en los poros de la piel.

El incidente no acaba ahí, y es que el actor comentaba que "de repente, estaba en mi garganta, en mi nariz, en mi boca, en mis ojos. Estaba quemando mi cara, y de verdad digo quemándola".

Entre risas, Gerard Butler compartía cómo los pilotos que había en set gritaban mientras veían cómo el actor se intentaba limpiar con agua: "No le eches agua, ¡será peor!" le gritaban. "Y yo, mientras tanto, me estaba quemando vivo".

 

El actor de 53 años es conocido por interpretar personajes fuertes que suelen poner al límite sus capacidades físicas y emocionales. Desde las peleas de 'Gladiator' hasta 'Ataque a la Casa Blanca', pasando por '300' y un sinfín de filmes en el que lo da todo, no es de extrañar que en algún momento sucediese algo que podría poner en riesgo su integridad física.

ObjetivoTV » Cine

Publicidad