EN 'SERVING SARA'

Elizabeth Hurley se sincera sobre su terrible experiencia con Matthew Perry: "Fue una pesadilla"

'Serving Sara' llegó a nuestras pantallas en 2002, pero pocos conocen la historia detrás de está película protagonizada por Matthew Perry y Elizabeth Hurley.

Publicidad

Con la reciente publicación de las memorias de Matthew Perry, 'Friends, Lovers and the Big Terrible Thing', muchas anécdotas de los años más complicados del intérprete que encarnó a Chandler Bing salieron a la luz.

El actor hace un recorrido por sus años de juventud relatando el infierno que vivió debido a sus problemas de adicción y cómo éstos condicionaron sus relaciones amorosas, de amistad y profesionales y, sin pelos en la lengua, nombra a muchos de sus compañeros de profesión a los que su vida frenética y adicción a las drogas acabaron afectando indirectamente.

Una de esas actrices que tuvo la suerte o la desgracia de experimentar de primera mano lo que era trabajar con un Matthew Perry veinteañero y adicto fue Elizabeth Hurley. La actriz y modelo se ha sincerado en una entrevista con Yahoo Entertainment sobre cómo fue trabajar con el actor en 'Serving Sara' (2002).

Elizabeth Hurley y Matthew Perry en 'Serving Sara'
Elizabeth Hurley y Matthew Perry en 'Serving Sara' | Paramount Pictures

La actriz británica recuerda, con cariño, el humor tan cercano de Perry, su facilidad para hacer reír a los demás y su don con la palabra. Sin embargo, también recuerda lo duro que fue trabajar con él en esos años, pues llegó a definirlo como "una pesadilla".

Es más, aseguraba que Matthew Perry "era una persona encantadora, pero se podía ver que estaba sufriendo".

Y es que el rodaje de la película tuvo que detenerse durante dos meses debido a los problemas de adicción de Matthew Perry. Es más, el actor tuvo que ir a rehabilitación para poder seguir grabando.

Elizabeth Hurley y Matthew Perry en 'Serving Sara'
Elizabeth Hurley y Matthew Perry en 'Serving Sara' | Paramount Pictures

Tanto Hurley como el resto del equipo se tuvieron que ir a casa durante una temporada hasta que el actor volviese del centro de desintoxicación privado en el que se tuvo que internar, y es que por aquel entonces el actor de 'Friends' ya consumía un litro diario de vodka y numerosas pastillas sin control, según recordaba él mismo en entrevistas anteriores.

Sea como fuere, estas anécdotas ya forman parte del pasado de un actor que, tras 20 años luchando contra sus demonios, ha decidido enmendarse y dejar de huir de sus propias pesadillas.

...

Seguro que te interesa:

Matthew Perry se sincera: Tuvo una cita con Cameron Diaz y esta le pegó un bofetón

ObjetivoTV » Cine

Publicidad