ObjetivoTV » Betty ve telenovelas

Por Betty M. Martínez

7 lugares a los que viajar a través de la pantalla de Nova

Llega el ecuador del verano. Llegan los días de la operación salida-retorno. Tal vez, dadas las nuevas circunstancias, en esta ocasión no haya tantos coches en las carreteras o que las estaciones de tren o aeropuertos no estén tan concurridos. Sin embargo, los que se trasladen o los que se queden en casa siempre tienen la opción de "viajar" a exóticos parajes a través de la pantalla de Nova.

Las telenovelas de Nova

Nova Las telenovelas de Nova

Publicidad

La misteriosa Mardin

Viajando hasta el sudeste turco llegamos a Mardin, misteriosa región que se caracteriza tanto por amplias llanuras como por agrestes montañas. Además, sus ciudades mantienen el encanto de tiempos pretéritos con intrincadas callejuelas donde es fácil desorientarse y majestuosas mansiones que esconden grandes secretos del pasado.

Eso sí, a la hora de viajar a Mardin tenemos que tener en cuenta la idiosincrasia propia del lugar y acostumbrarnos a contar hasta diez cuando nos encontremos con su habitante más ilustre, o, al menos, el más conocido para los espectadores de Nova. No. No se trata del temperamental Miran (Akin Akinözü) de 'Hercai' ni del enigmático Boran (Mehmet Akif Alakurt) de 'Sila'. Se trata de ese habitante conocido como la tradición, que tiene como parientes a la costumbre y al honor.

En todo caso, si nos encontramos con esos tres elementos durante nuestro viaje siempre podremos pedir consejo a dos mujeres que capítulo a capítulo nos muestran como encararlos, enfrentarlos y derrotarlos: Reyyan (Ebru Şahin) y Sila (Cansu Dere).

El cautivador Mar Negro

Si la tradición de Mardin es demasiado estricta para nosotros, podemos viajar al norte donde la costumbre y el honor también tienen un papel destacado, pero se desarrollan en una atmósfera menos asfixiante. Podemos viajar a Trebisonda, a orillas del mar Negro, una región donde la fuerza de las olas se completa con escarpados acantilados y frondosos bosques en unas montañas que llaman a perderse en ellas a través de serpenteantes carreteras.

Si tenemos suerte, en Trebisonda podremos conocer a cuatro valientes hermanos, los Kaleli, que siempre estarán dispuestos a enfrentar cualquier peligro con tal de defender aquello que consideran justo o a quienes se encuentren en peligro. También podremos aprender mucho de la capacidad de superación de Nefes (Irem Helvacioğlu) y, además, disfrutaremos de una agradable velada gracias a una gran anfitriona como Asiye (Öykü Gürman).

Como consejo, en caso de que un individuo llamado Vedat se cruce en nuestro camino, lo mejor es buscar refugio o en uno de los barcos que cada día salen a recorrer las aguas del mar Negro o en una de las bucólicas casas que se esconden en las escarpadas montañas de Trebisonda.

La exótica Estambul

Si preferimos optar por un destino más urbano, siempre podemos recurrir a la exótica Estambul, esa ciudad a medio camino entre Europa y Asia, donde oriente y occidente se dan la mano a través de los diferentes puentes que cruzan el Bósforo.

Son innumerables los lugares que podemos visitar en una ciudad de tal magnitud: desde Santa Sofía a la torre de Gálata, pasando por la torre de la Condesa.

Pero, sin duda, lo que no podemos obviar es un paseo a orillas del Bósforo desde el que disfrutar, por un lado, de la brisa fresca del río, y por otro lado, de las majestuosas mansiones que barrios como Bebek, donde, quizá, podríamos cruzarnos con el osado capitán Omar Demir (Engin Akyürek) y la valiente signorina Elif Denizer (Tuba Büyüküstün) durante una de sus intensas investigaciones, en alguna de sus disputas dialécticas o en medio de sus románticos paseos mientras viven su particular ‘Amor de contrabando’.

En caso de perdernos, esperemos tener la suerte de cruzarnos con una niña de dulce sonrisa, angelical mirada e inconfundibles trenzas porque 'Elif' por mucho que se aleje o por mucho tiempo que pase siempre encuentra el camino de vuelta a casa.

La majestuosa selva colombiana

Si por el contrario preferimos poner rumbo al oeste, podemos sumergirnos en los llanos colombianos usando como centro de acción la localidad de Honda, con sus adoquinadas calles y sus casas coloniales. A través del río Magdalena podremos adentrarnos en la abundante vegetación que rodea su curso.

Pero para ese viaje deberemos ir pertrechados con varios elementos fundamentales: repelente de mosquitos, protección solar y chaleco antibalas porque durante nuestro recorrido podríamos encontrarnos con algunos de los peones de la hacienda 'El miedo' o, incluso con su "propietaria" y llevarnos un disgusto si no somos de su agrado.

Para compensar ese posible desagradable encuentro, siempre podríamos buscar refugio en la hacienda Altamira, propiedad de Santos Luzardo (Cristian Meier), que, a decir de los vecinos del lugar, es un hombre sensato y justo, salvo cuando está bajo la influencia de su vecina "Doña Bárbara" (Edith González).

La histórica Mérida

Siguiendo con el pasado colonial, podemos encaminar nuestro rumbo hacia Mérida en el Yucatán mexicano. En ese destino tenemos un amplio abanico de posibilidades: desde visitar su majestuosa catedral hasta recorrer sus calles y dejarnos seducir por sus mercados plagados de trabajadas artesanías y de sus reconocibles vestidos blancos con coloridos bordados florales.

Si contamos con tiempo podemos trasladarnos a las afueras de la ciudad para visitar los restos arqueológicos mayas y sumergirnos en una clase de historia. Incluso podríamos compartir explicación sobre qué representa cada edificio junto a Victoria Lombardo (Daniela Romo), una mecenas de la zona.

Y si pese a todo ello, nos encontramos algo achicopalados, siempre podremos disfrutar de las playas del Caribe mexicano con su fina arena y sus aguas turquesas. Sin duda, ese viaje provocaría en nosotros un 'Sortilegio' similar al que viven Alejandro Lombardo (William Levy) y su esposa María José (Jacqueline Bracamontes).

Como apunte, si en alguna de nuestras excursiones conocemos a Bruno Lombardo (David Zepeda), no debemos dejarnos engañar por su apellido. Al contrario de su madre y su hermano, Bruno no haría más que amargarnos nuestro viaje a base de engaños, maquinaciones y mentiras.

Un tour por USA

Ya que estamos en territorio americano, no deberíamos perder la oportunidad de acercarnos a Estados Unidos, pero ¿dónde hacer escala? En primer lugar, en Las Vegas. En la ciudad del juego, además de ganar o perder todos nuestros ahorros, sería divertido asistir a una boda en una de las múltiples capillas autorizadas para celebrar matrimonios. Si pudiéramos viajar en el tiempo, tal vez podríamos haber llegado a tiempo para evitar que la boda de Andrés (Jencarlos Canela) y Lola Volcán (Carmen Villalobos) fuese interrumpida y nos hubiéramos ahorrado muchos dolores de cabeza.

El primero hubiera sido que, durante nuestra estancia en Nueva York, segunda escala de este tour, habríamos visitado Central Park, la estatua de la Libertad o Tiffany’s, en vez de buscar de pared en pared intentando encontrar una Salamandra que nos llevara a ese maestro del grafiti.

Después obviamente deberemos viajar a Los Ángeles con una breve parada en Miami. En ambas ciudades podremos sumergirnos en el american way of life al mismo tiempo que seguimos los pasos de Andrés y Lola.

Los imponentes Alpes

Si después de nuestra ruta telenovela, aún tenemos tiempo y energía siempre podremos hacer una escapada de fin de semana a los Alpes para disfrutar del aire puro, la nieve, las impresionantes vistas y la tranquilidad de esos pueblos encajados en valles rodeados por imponentes montañas.

Es más, podremos viajar con la seguridad de que el doctor Gruber (Hans Sigl)siempre estará atento, dispuesto y decidido a prestarnos la mejor atención sanitaria en caso de cualquier incidencia llámese enfermedad o accidente.

En definitiva, la pantalla de televisión siempre puede ser una vía de escape que nos permite viajar y adentrarnos en los lugares más insospechados, al margen de si vivimos una vieja o nueva normalidad.

Publicidad