Y quién es él

Comencemos por el principio como corresponde a una buena presentación. ¿Quién es Ramón? Para empezar Ramón es interpretado por un más que conocido José Ron, uno de los actores de las nuevas generaciones de Televisa que intenta huir del encasillamiento. A José Ron lo hemos visto como protagonista indiscutible (¡Cómo olvidar al señor Pietro de 'Muchacha italiana viene a casarse'!), pero también ha sido el tercero en discordia en 'Cuando me enamoro' y hasta una extraña combinación de ambos en 'La que no podía amar'.

En esta ocasión le ha tocado ser el gran protagonista de la historia interpretando a Ramón, un atractivo conductor de limusina que está a punto de conseguir su gran sueño: trabajar de mecánico.

Sin embargo, un pequeño incidente en una de sus jornadas laborales puede hacer tambalear su objetivo. Resulta que colaboró activamente en ayudar a una novia a fugarse de su boda. Esto no sería tan grave si no fuera porque la novia a la fuga era hija de un mafioso y el novio plantado en el altar comparte negocio con su casi suegro.

Por lo tanto, de estar a punto de dejar el volante para ponerse a revisar la junta de la culata, las bujías, los amortiguadores y demás entresijos mecánicos, Ramón pasa a emprender una frenética huida con una completa desconocida.

Sin embargo, ya tenemos algunas pistas y sabemos que Ramón terminará trabajando en su vocación. De lo que no tenemos ningún indicio es de cómo evolucionará su relación con Sofía (Fabiola Guajardo), la novia a la fuga.

El manual de las telenovelas dice que un encuentro tan peculiar como el de Ramón y Sofía es propio de los grandes protagonistas de la historia. El galán que está en el momento adecuado en el sitio justo para salvar a la protagonista y convertirse en su héroe. Siguiendo esos parámetros, Ramón es el salvador de Sofía, así que ambos serían la pareja estrella de la historia.

Pero, también sabemos ya que la gran protagonista de esta historia es Fabiola, así que ¿qué papel jugará Sofía? ¿será la tercera en discordia o actuará como nueva mejor amiga del mecánico?

La no tan rica heredera

Y si Ramón es el galán sencillo y humilde que solo aspira a trabajar de mecánico, la rica heredera de esta historia es Fabiola (Esmeralda Pimentel), aunque, para ser claros, por ahora es un proyecto de rica heredera porque la fortuna de sus padres ha ido a parar a unas manos insospechadas.

Todavía es pronto para definir a Fabiola, pero hay algunos detalles que se intuyen. Es una firme defensora de la familia. No duda en llamar a toda la parentela para la lectura del testamento de sus padres porque considera que es lo correcto. Parece una mujer fuerte con ganas de demostrar su valía y se ofende cuando su familia duda de su capacidad para gestionar sus asuntos. Habrá que esperar para descubrir si podrá demostrar su capacidad a su familia o si su única habilidad es gastar el dinero y no administrarlo.

También habrá que ver cómo evoluciona su romance con Ramón y, sobre todo, ¿qué va a pasar con el novio médico? Lo cierto es que la primera impresión del doctor ya no es muy halagüeña. Será un gran profesional, pero tardó demasiado en acudir junto a su novia en el peor momento de su vida. ¿Será ese retraso síntoma de que su compromiso no es tan firme como debiera?

Fabiola | Televisa

La heredera sorpresa

Pero aunque todos los focos estén puestos en Ramón y Fabiola, hay un personaje que ha triunfado en el primer capítulo y no sólo por haber heredado una fortuna. Juana. Si ya nos convenció con su paciencia cuando la gran señora criticó todos y cada uno de los platos que había cocinado. Si ya nos hizo reír cuando se enfadó con sus santitos por no haber protegido a los dueños de la casa. Si ya nos enterneció cuando se preocupó por cómo sería el futuro de sus “niñas”. Su reacción cuando se sintió cuestionada terminó de conquistarnos.

Todo parece indicar que el interpretado por Marisol del Olmo, una de las actrices más versátiles del género, va a ser uno de los grandes personajes de esta historia. Primero, porque va a estar en medio de la pareja protagonista en tanto que madre de uno y nana de la otra. Segundo, porque habrá que ver cómo gestiona su nueva condición de heredera millonaria.

¿Cederá el dinero a quienes se supone que son sus legítimas propietarias? ¿Lo aceptará sin más? Pero, sobre todo, ¿por qué ha sido ella la beneficiaria de todo ese dinero? ¿Por qué los padres de Fabiola y Andrea la eligieron precisamente a ella como heredera? ¿Dudaban de la capacidad de sus hijas como gestoras o fue la desconfianza hacia el resto de la familia lo que les hizo tomar una decisión tan drástica?

Y tercero, ¿qué actitud tomará el resto de la familia? La gran matriarca ya ha dejado claro desde el minuto uno lo que piensa. Quiere el reembolso íntegro de la herencia a su cuenta y ya se encargará ella de gestionar el dinero de sus nietas. Pero, ¿qué harán los demás?

La familia Medina

Por lo poco que sabemos, parece que Antonio (Arturo Carmona) es el hermano que gestiona el taller, que está separado y que mantiene una relación bastante cordial con su ex esposa en comparación con la frialdad con que la trata el resto de la familia. Por ahora, sigue en shock por la nueva situación. Al menos en apariencia es el más afectado por la tragedia y ha hecho pocos comentarios sobre los nuevos acontecimientos.

Bastante diferente es la actitud de Julio. De él sabemos aún menos, pero ya intuimos que algo oculta. Primero descubrimos que tiene deudas y justo después hay una herencia por medio, ¿sería muy descabellado pensar que puede ser uno de los villanos de esta historia? Y, si es así, seguro que no decepciona porque si algo hay que reconocerle a Marcelo Córdoba es que siempre consigue convencer en todos sus papeles bien sea como ejemplar policía (‘De que te quiero te quiero’) o como tercero en discordia "almidonado" ('Mar de amor'), por mencionar solo dos de los muchos papeles que ha interpretado este actor casi imprescindible en cualquier telenovela de Televisa.

Si bien parece que éstos pueden ser los personajes centrales, no podemos perder de vista las tramas secundarias que puedan ir surgiendo con el paso de los capítulos. En el caso, por ejemplo, de Andrea (Claudia Martín). Si en 'Sin tu mirada' nos conmovió con su capacidad para superar su ceguera, ¿qué pasará ahora con su pérdida de voz? ¿Logrará recuperarse del estrés postraumático? ¿Qué papel jugará en la nueva situación económica y familiar de los Medina?

En cuanto a las mujeres de la familia, sabemos que Roxana no goza de demasiadas simpatías entre los Medina, pero ¿y Virginia? La hemos visto como una mujer encantadora tratando con cariño a su amiga pese a la hostilidad familiar, pero también hemos sido testigos de sus malas maneras con el servicio. ¿Maniobrará para recibir parte de la herencia o se mantendrá al margen? Y el gran misterio de este primer capítulo: Margarita. Es una Medina más, pero apenas ha dicho dos palabras porque ya se encarga su madre de hablar por ella.

En definitiva, es muy pronto para hacer especulaciones sobre el desarrollo de esta historia, pero la presentación de personajes y tramas resulta muy interesante. Por un lado, tenemos el inevitable romance entre la chica rica y el chico no tan pobre con sus correspondientes elementos colaterales, pero, por otra parte, tenemos un buen número de personajes coestelares que pueden resultar tanto o más interesantes que los protagonistas.

A estas alturas sería un poco apresurado hablar de amor, pero lo que sí es cierto es que hemos sido víctimas de un flechazo, es decir, hemos dado ya el primer paso para enamorarnos de Ramón.