'Pinzas' Ali, la penitencia por una traición

Han pasado varios meses desde que nos despedimos de 'Pinzas' Ali, el rudo personaje de 'Ezel', pero este tiempo no ha sido suficiente para que olvidemos todos y cada uno de sus matices porque si algo lo caracterizaba era su capacidad para adaptarse a las circunstancias.

Recordemos. En un principio Ali era no solo uno de los mejores amigos de Omer, sino también su particular consejero sentimental. Sin embargo, fue precisamente aquella mujer a la que ayudó a conquistar quien provocaría su primera gran transformación. Pasó de gran amigo a traidor en cuanto colaboró con Eysan y Cengiz para culpar a Omer de aquel crimen que le cambió la vida.

Sin embargo, hay algo que lo diferencia de los otros dos. Ali siempre sintió cierto cargo de conciencia por sus actos. Quizá porque él no lo hizo por salvar a una hermana enferma. Quizá porque él no sentía la envidia y celos de Cengiz. Ali simplemente lo hizo por dinero.

Quizá fuera esa culpabilidad lo que hizo que no dudara en abandonar el lado oscuro para recuperar su vieja amistad con Omer cuando supo que era su viejo amigo el que se ocultaba tras el rostro del desconocido Ezel.

Aun así, Ali siempre fue como ese adicto que no puede dejar de lado su adicción. Quería ayudar a Ezel, pero su querencia por sus "pinzas" y su afán de ser el jefe provocaron que más de una vez se convirtiera en problema más que en solución. Por no hablar de su impaciencia y cierta incapacidad de interpretar los planes a largo plazo. Ali quería jugar en las grandes ligas, pero era un aficionado al lado de jugadores como Ramiz, Kenan o el propio Ezel.

Esa lucha entre el viejo Ali que siempre fue y el nuevo Ali que siempre quiso ser se mantuvo vigente de principio a fin, manteniendo a los espectadores con la duda constante de si Ali lo volvería a hacer. Si volvería a traicionar a Ezel o si, por el contrario, iba a aprovechar la nueva oportunidad que le presentaba la vida.

Selim, la mejor solución a cualquier problema

El temperamental, irascible, agresivo e imprevisible Ali al que nos tenía acostumbrados Baris Falay dio paso al sensato, prudente, inteligente y generoso Selim Serez de 'Medcezir'. Si Ali vivió siempre bajo la influencia, directa o indirecta, del lado oscuro, Selim es esa energía que hace que todo funcione, que todo se solucione. Cuando aparece Selim en pantalla, los espectadores sabemos que, de una forma u otra, los problemas desaparecerán.

Lo comprobamos ya en el primer capítulo cuando abandonó una elegante fiesta de la alta sociedad para defender a un adolescente que, en vez de acabar en la cárcel, terminó siendo adoptado por el generoso abogado y su familia. Y, a partir de ahí, es difícil encontrar algún error, defecto, reproche o mala acción a Selim. Es cierto que ha tenido algún que otro tropiezo, pero hay que reconocer que, visto en su conjunto, son simples anécdotas que, de hecho, es complicado recordar.

Tan diferentes, tan iguales

Desde un punto de vista general Ali y Selim no tienen absolutamente nada que ver. Aparentemente la única conexión que podría haber entre ellos es que Selim fuese el abogado de Ali. Sin embargo, si profundizamos un poco en ambos personajes comprobamos que tienen en común más de lo que parece a simple vista.

En primer lugar, ambos dan gran importancia a la amistad. Si bien Ali no se comportó como el mejor amigo del mundo con Ezel, o, al menos, tuvo ciertos altibajos, ¿alguien puede dudar de la relación entre Ali y Tefo? Fueron una de las parejas que más y mejores momentos nos regalaron en 'Ezel'. Durante mucho tiempo estuvieron en bandos enfrentados. De hecho, la misión de Tefo era traicionar a Ali. Sin embargo, pese a todos los elementos externos que los obligaban a ser enemigos, su unión fue inquebrantable.

Exactamente igual que sucedió con Ali y Ezel en los últimos compases de la historia. ¿A quién encomendarías tu hijo más que a tu mejor amigo?

Si Ali demostró que, con todos sus defectos, podía ser un buen amigo, ¿qué decir de Selim? Ahora ya lo vemos como padre de Yaman, pero durante mucho tiempo fueron dos amigos que se apoyaron en las buenas y en las malas. Pero al margen de la relación tan especial que tiene con Yaman, es casi imposible encontrar un personaje al que Selim haya negado su ayuda, a alguien a quien no le haya tendido la mano cuando la necesitaba. Es más, hasta a Sude, causante de la gran mayoría de problemas que ha pasado su familia, le ha brindado su ayuda cuando se la ha pedido.

Es curioso. Casi podría decirse que ambos, cada uno a su manera, con las pinzas o con la ley, han sido los solucionadores oficiales de problemas de los protagonistas de 'Ezel' y 'Medcezir'.

Y si en la amistad son más parecidos de lo que aparentaban, ¿qué decir de sus relaciones sentimentales? ¿Alguien ha podido olvidar el dolor de Ali cuando Bahar cayó muerta ante sus ojos? ¿Y la profunda tristeza de Selim cuando perdió a Ender?

Es más, ambos reaccionan de la misma manera, salvando, eso sí, las monumentales diferencias que los separan. Ali jura venganza contra Temmuz y no se detiene hasta conseguir su objetivo. Selim sería incapaz de actuar de esa forma, pero por un momento pareció que había sido abducido por 'Pinzas' Ali y fue en busca de Sinam para reprocharle con los puños el haber provocado el accidente de Ender.

En definitiva, Ali y Selim comparten haber sido interpretados por un actor con un talento tal que ha conseguido que nos creamos por completo a dos personajes aparentemente tan diferentes. Nos creemos la mirada de Baris Falay cuando un Ali enloquecido muestra sus pinzas a la cámara. Nos creemos la mirada de Baris Falay cuando un Selim orgulloso mira al hombre en el que se ha convertido Yaman.

Pero, sin duda, el gran mérito de Baris Falay es que, sin ser el gran protagonista de 'Ezel' y 'Medzecir' ha conseguido que sus personajes sean absolutamente imprescindibles en el desarrollo de ambas historias. Y, lo que es más importante, Baris Falay ha conseguido que Ali y Selim sean inolvidables.

Seguro que te interesa:

Çagatay Ulusoy, de adolescente marginado en 'Medcezir' y popular y millonario en 'El secreto de Feriha'