El encuentro de ayer, que suma las audiencias de La 1 y TV3 de Cataluña, fue la emisión más vista de 2011; la final de la Copa del Rey con más telespectadores desde 1992 y tanto la prórroga como el partido fueron las emisiones más vistas del Barcelona-Real Madrid de toda la historia.

Según datos de Kantar Media facilitados por Barlovento Comunicación, el partido, que ganó el Real Madrid por un gol a cero, sumó en ambas cadenas (La 1 y TV3) una audiencia media de 12.849.000 espectadores y un 67,7% de cuota de pantalla. En La 1, el partido firmó una cuota del 60,4%, con 11.463.000 telespectadores y en TV3 un 42,2%o de cuota, con 1.386.000 espectadores, según las mismas fuentes.

La prórroga de la final de la Copa del Rey congregó en ambas televisiones una audiencia media de 14.172.000 espectadores, con el 73% de cuota de pantalla. La 1 registró 12.710.000 espectadores (65,5%) y TV3 1.462.000 televidentes (45,7%).

El minuto más visto fue en la prórroga a las 23.57 horas, a dos minutos de finalizar el partido, con una audiencia de 14.914.000 espectadores y un 77,8% de cuota de pantalla (en La 1 y TV3). En el momento del gol de Cristiano Ronaldo, a las 23.38, la audiencia registrada fue de 14.617.000 espectadores y un 75% de cuota de pantalla. Ésta fue la final de Copa del Rey más vista de la historia, por delante de la del 13 de mayo de 2009 entre el Atlético de Bilbao y el Barcelona, con 11.692.000 espectadores (suma de La 1, TV3 y ETB 1), han recordado las mismas fuentes.