ObjetivoTV » Actualidad » Internacional

¡Es increíble!

El trauma infantil de George R.R. Martin por el que mata a todos los personajes de 'Juego de Tronos'

Los seguidores de 'Juego de Tronos' no se pueden dormir a la hora de ver la ficción protagonizada por Emilia Clarke y Kit Harington ya que en cualquier momento George R.R Martin puede matar a cualquiera de sus personajes favoritos. El escritor ha explicado esta afición y tiene que ver con... ¡'El señor de los anillos'!

George R.R. Martin con las actrices de 'Juego de Tronos Emilia Clarke y Rose Leslie

Gtres George R.R. Martin con las actrices de 'Juego de Tronos Emilia Clarke y Rose Leslie

Publicidad

Myrcella, Tommen y Shireen Baratheon, Hodor, Ygritte, los Tyrell y gran parte de la familia Stark, han sido algunas de las muertes que más han marcado a los fans de 'Juego de Tronos'. Muertes tristes pero también controvertidas, ya que muchos se preguntan porqué George R.R Martin decide acabar con la vida de personajes tan queridos.

Ahora, el escritor ha despejado todas incógnitas desvelando el gran trauma que sufre, y es que la sed de sangre literaria de Martin se debe a nada más y nada menos que a J.R.R. Tolkien, autor de 'El señor de los anillos'. En unas declaraciones al programa 'The Great American Read', Martin se declaró fan del escritor británico y calificó la novela como "el mejor libro que he leído".

Cuando se encontraba repasando la historia de sus libros favoritos, Martin exclamó: "¡Y entonces Gandalf muere!". El escritor rememora el gran impacto que dice que tuvo este giro en su mente de 13 años: "No pueden matar a Gandalf. Conan no muere en los libros de "Conan", ¿sabes? Tolkien rompió esa regla, y lo querré para siempre por hacerlo".

Aunque el estadounidense no ha confirmado que este sea su inspiración a la hora de planificar inesperadas muertes que borren del mapa al personaje más insospechado, si que ha explicado por qué le parece tan buena idea: "En el momento en que matas a Gandalf, el suspense que creas es mil veces mejor, ya que entonces todo el mundo podría morir".

Publicidad