Parece que todo avanza en la producción de la nueva serie de Amazon de 'El señor de los anillos', la serie dispondrá de la friolera 20 capítulos para su primera temporada y estarán dirigidos por Juan Antonio Bayona. Pero la producción no va a tener plena libertad de creación sobre el universo de Tolkien, la trama deberá permanecer dentro de unos límites muy marcados.

Ahí entra en escena Tom Shippey, estudioso de Tolkien y experto en literatura medieval. En una entrevista ha explicado las limitaciones y restricciones que existen para configurar la trama de la nueva serie de Amazon. Como pudimos saber en marzo, la historia centrará su trama en La Segunda Era de la Tierra Media, este periodo abarca 3441 años, terminando con la primera caída de Sauron, El Señor Oscuro. Además, la producción no podrá abarcar otras tramas.

Por tanto la serie se centrará en el pasado de la primera trilogía original y veremos el alzamiento de Sauron. Tom Shippey se asegurará dentro de la producción que nada sale fuera de la trama como manda Tolkien Estate, organización que se encarga de guardar el patrimonio del actor y su obra.

Si la trama ya ha sido escrita por el autor, la producción deberá ceñirse a lo que ya existe, sin cambiar o diluir la historia que ideó Tolkien. Shippey comentaba: "Pueden añadir nuevos personajes y preguntar un montón de incógnitas como, por ejemplo, qué hizo Sauron en el pasado, dónde estaba tras la derrota de Morgoth…".

El estudioso continuaba: "Teóricamente, Amazon puede responder las preguntas que quiera incluso inventado las respuestas si estas no ha sido descritas por Tolkien en el pasado. Siempre y cuando no existan contradicciones con la trama del escritor. Eso es lo que tiene que vigilar Amazon, todo debe ser canónico sin posibilidad de cambiar lo escrito".

Por lo que todos los entusiastas del escritor pueden estar tranquilos, ya que la fidelidad de la trama de la serie deberá ser absoluta. Ahora tendremos que esperar hasta 2021 para poder disfrutar de la serie, ya que la producción no comenzará hasta 2020.