Este 2019 nos ha dejado grandes momentos televisivos pero también hemos tenido que despedir a algunos rostros muy queridos por todos. Desde actores veteranos hasta otros que llevaban pocos años en el oficio.

En marzo de este año fallecía de un infarto cerebral a los 52 años Luke Perry, mítico actor de 'Sensación de vivir' que estaba viviendo una segunda época dorada en su carrera en el drama adolescente 'Riverdale'. La noticia de su fallecimiento fue un shock para el mundo entero y las reacciones de sus compañeros y fans inundaron las redes sociales.

En España, nos dejaba a los 76 años la actriz y modelo Paloma Cela a quien pudimos ver en en 'Farmacia de guardia', que todavía ostenta el récord de ser la serie más exitosa de la historia de España, o '¡Ay, Señor, Señor!', después de ser ingresada por un problema vascular.

Una de las pérdidas más importantes para el mundo de la televisión en nuestro país fue la de Narciso 'Chicho' Ibáñez Serrador a los 83 años, creador del programa 'Un, Dos, Tres' y un maestro del terror y el suspense que también fue el creador con 'Historias para no dormir' y '¿Quién puede matar a un niño?'.

Este año también nos despedimos de dos actores veteranos de 'Aquí no hay quien viva'. En julio fallecía a los 68 años Eduardo Gómez, que saltó a la fama por su papel de Mariano en la exitosa serie de Antena 3.

Varios meses después lo hacía Nicolás Dueñas, leyenda del teatro que interpretó al padre de Lucía en la serie, a los 78 años víctima de un cáncer.

Otra muerte especialmente impactante fue la del actor y modelo Godfrey Gao. El intérprete falleció a los 35 años tras colapsar durante el rodaje de una prueba en el reality televisivo 'Chase Me. Gao fue trasladado de urgencia al hospital pero finalmente no pudieron reanimarle.

En diciembre fallecía Shelley Morrison, la entrañable sirvienta salvadoreña Rosalio Salazar en 'Will y Grace' a los 83 años de una insuficiencia cardíaca.

Pocos días después nos dejaba a los 82 años Ron Leibman, famoso por interpretar al padre de Rachel en la exitosa sitcom 'Friends', debido a complicaciones en una pulmonía.

Pero la que probablemente haya sido una de las muertes más impactantes fue la del joven actor de Disney, Cameron Boyce, quien era muy popular por papeles en 'Jessie' o 'Los Descendientes'. Fue el 6 de julio de este 2019 cuando la noticia de su fallecimiento a los 20 años sacudió todo Hollywood a causa de un ataque epiléptico.