Maisie Williams ha revelado en su última entrevista para InStyle que el día de la audición casi decide no acudir para realizar una excursión de campo a una granja de cerdos. Finalmente decidió que esa visita podría esperar, pero el papel no.

Además, la actriz ha reconocido que los primeros episodios interpretando a Arya Stark en 'Juego de Tronos' fueron complicados al tener que lidiar con la fama y con la presión de encajar en un papel conocido internacionalmente, que por desgracia, ahora está apunto de finalizar.

"Lo más difícil del final de la serie es que nunca voy a volver a ser Arya. Realmente espero que ella se quede conmigo y me empuje a ser más valiente en la industria. Sinceramente, no importa lo que haga después, echaré de menos interpretarla", declaró Williams sobre la última temporada de la serie de HBO.

Sin embargo, hace unas semanas la actriz confesó para Digital Spy que el papel de Arya es todo lo que ha conocido y reconocía sentirse algo cansada de que en todas las entrevistas que concedía se terminase hablando sobre el final de la serie. La última temporada de 'Juego de Tronos' no llegará a nuestras pantallas hasta primavera de 2019.