Con solo 11 años Maisie Willimas fue elegida para dar vida a Arya Stark, uno de los personajes más importantes y carismáticos de 'Juego de Tronos'.

Actualmente la actriz británica tiene 22 por lo que la mitad de su vida ha estado interpretando a alguien que realmente no era. Sin duda, una experiencia que le ha marcado para siempre.

Ahora, Willimas ha confesado en una entrevista para Vogue lo que menos le ha gustado de interpretar a Arya llegando incluso decir: "Me hizo sentirme avergonzada".

Unas declaraciones sorprendentes que puedes encontrar en el vídeo de arriba de la noticia.

Seguro que te interesa:

Tiene mucho sentido: La turbia teoría que apunta que Arya Stark murió antes del final de 'Juego de Tronos'