Un equipo del programa 'Ewout &', de origen holandés, se encontraba grabando en los túneles subterráneos de Las Vegas cuando encontraron que allí vivía un grupo de personas sin hogar.

Pero lo más sorprendente llegó cuando entre el grupo de personas se encontraron con Stephanie Sadorra, una mujer que durante el inicio de los 2000 se convirtió en estrella porno bajo el nombre de Jenni Lee y cuya imagen puedes ver en el vídeo de arriba. La actriz empezó en la industria con tan solo 21 años en la misma ciudad donde ahora vive sin techo, a pesar de que en 2009 quiso cambiar su profesión y convertirse en modelo.

A pesar de la trágica historia y de que comparte espacio con 300 personas (muchas de ellas drogadictas), confesó al medio que en los túneles hay "más compañerismo y camaradería que en la vida allí fuera", y afirma que ahora que vive en la "clandestinidad" ha conseguido tener "amigos verdaderos".

Además no se arrepiente de su pasado, algo que dejó claro confesando que "todavía debería estar en el top 100 de alguna lista. Me hice muy famosa, solía estar buena". Y es que trabajó para medios como Hustler y Penthouse, además de mantener aún 45.000 suscriptores en su página web.

Su respuesta contrasta de una forma increíble con las medidas que han tomado algunos de sus fans al enterarse la noticia, con uno de ellos llamado Alexander A, liderando una campaña queriendo recoger fondos y sacarla de la pobreza.

Tal y como ha explicado al Daily Star, "Vive bajo un túnel y estamos intentando recaudar fondos para pagar un tratamiento médico, un refugio seguro y asistencia para ayudarla a recuperarse".

Y es que aunque quisieran colaborar para que Sadorra pudiera "volver a empezar", la recaudación que aspiraba a conseguir 60.000 dólares, por el momento solo ha conseguido 100. Puedes ver su aparición en televisión en el vídeo de arriba.