La primera edición que se celebró de Eurovisión, allá por el año 1956, contó con siete países participantes, que presentaron dos canciones cada uno. De ahí a los 43 países que participan este año (incluido Australia), las reglas del festival han cambiado mucho.

Este martes 8 de mayo y el próximo jueves 10 se celebran las dos semifinales de las que saldrán 20 clasificados para participar en la final, el próximo 12 de mayo. A esta final tienen acceso directo los países miembros del 'Big Five' (España, Italia, Alemania, Francia y Reino Unido) y Portugal, país anfitrión este año.

La primera semifinal que se celebró este martes contó con 19 participantes, de los que se han clasificado Chipre, Israel, Irlanda, Austria, Estonia, Lituania, República Checa, Bulgaria, Albania y Finlandia. Para los telespectadores españoles es la semifinal más importante ya que podrán votar a sus representantes favoritos. Reino Unido y Portugal también votan el martes.

Para la semifinal del jueves 10 mayo quedan otros 18 participantes para 10 plazas. Esa noche veremos las actuaciones de Noruega, Rumanía, Serbia, San Marino, Dinamarca, Rusia, Moldavia, Países Bajos, Australia, Georgia, Polonia, Malta, Hungría, Letonia, Suecia, Montenegro, Eslovenia y Ucrania. Este día será el turno del voto los eurofans de Alemania, Francia e Italia.

En la final del 12 de mayo veremos en el escenario del Altice Arena las actuaciones de los 20 países clasificados en las dos semifinales junto con los integrantes del 'Big Five' (Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y España) y el anfitrión en esta edición, Portugal.

La parte polémica llega en el momento de las votaciones. Tanto en las semifinales como en la final del sábado se reparten los puntos entre 50% televoto de los espectadores y 50% del jurado profesional nacional que tiene cada país. Este jurado está formado por cinco miembros como obliga las normas de la Unión Europea de Radio-televisión (UER), profesionales dentro de la industria musical.

El voto del jurado se basa no en la emisión en directo que puede ver todo el mundo, sino en el ensayo general que se realiza el día anterior a cada evento en directo. Es decir, la decisión del jurado se tomará el viernes 11 durante el ensayo general previo a la gala final.

Pero cada miembro del jurado de cada país tiene una importancia diferente desde esta edición, año en el que la UER ha vuelto a modificar levemente el sistema de votación. Este cambio busca una votación más justa y la modificación varía el peso del voto individual del jurado nacional. Anteriormente el voto de cada miembro del jurado tenía el mismo peso. Si un tema es valorado con la máxima puntuación por 4 miembros del jurado es probable que se lleve la máxima puntuación independientemente del voto del quinto miembro.

En la gran final se mantiene el sistema de reparto de puntos por separado que se instauró en 2016 para mantener la incertidumbre del ganador hasta el último momento. Hay que tener en cuenta que aunque participen sólo 26 países en la gran final, votan los 43 países participantes estén o no en la final.

El otro 50% de la puntuación que reciba cada país vendrá del televoto de los espectadores. Los puntos se anunciarán por los presentadores del Festival de menor a mayor valor. Se sumarán de golpe a cada país (por ejemplo, un país puede recibir más de 300 puntos de una vez). Esa suma total se consigue con los puntos obtenidos en los 43 países (el televoto también se reparte del 1 al 12).