La película de Tarantino 'Érase una vez en Hollywood' unió a varias estrellas en un mismo plató. Una de ellas era Leonardo DiCaprio, y al actor estadounidense le hacía especial ilusión trabajar con un intérprete que también había fichado por la ficción: Luke Perry.

DiCaprio había crecido viendo 'Sensación de Vivir' y admiraba de forma increíble al actor de 'Riverdale', con quien tuvo la suerte de coincidir en el reparto. Para Luke Perry, 'Érase una vez en Hollywood', significó un pequeño pero importante papel, que sin saberlo se convertiría su última película, ya que el actor falleció inesperadamente tras sufrir un derrame cerebral.

Estrenada de forma póstuma, su recuerdo ha estado muy presente durante la promoción de la cinta. Ahora Leo ha confesado en Extra su importante experiencia con él. Puedes descubrirlo todo en el vídeo de arriba.

· · ·

Seguro que te interesa

El hijo de Luke Perry publica un vídeo de la noche de antes de la muerte de su padre