ObjetivoTV » Actualidad » Internacional

MIKE FLANAGAN LO CUENTA EN TWITTER

El director de 'La maldición de Hill House' revela cómo se rodó el mejor capítulo de la serie

La serie terrorífica 'La maldición de Hill House' es una de las series más destacadas de la actualidad tras su estreno. La ficción de Netflix cuenta, además de su potente historia, con una gran producción cinematográfico con la que demuestra el gran nivel con el que ha sido grabada. Ahora, su director Mike Flanagan ha contado cómo se rodó el mejor capítulo de la temporada.

 'La maldición de Hill House'

Netflix 'La maldición de Hill House'

Publicidad

El terror siempre ha sido un género que ha atrapado a los espectadores y que día a día sigue innovando en técnicas para sacar todo lo mejor de sí. Lo último en este género que está revolucionando a la comunidad fan, es la serie de Netflix 'La maldición de Hill House'. Pues bien, esta ficción está considerada como la serie más terrorífica del momento, y su director Mike Flanagan ha contado cómo se rodó el sexto episodio, considerado el mejor de la temporada.

Ha sido en Twitter donde Flanagan ha desvelado todos estos detalles que tanto intrigaban a los espectadores. Y es que este sexto capítulo cuenta con alucinantes planos secuencias que no fueron nada fáciles.

"La mayor parte de los movimientos de cámara se incluyeron en el guión, lo que significa que el borrador para el episodio 6 fue una lectura realmente difícil con "la cámara gira a la izquierda / las pistas a la derecha del pasillo izquierdo, manteniendo a Steven en el perfil de MS" rompiendo el diálogo."

Para que algunas tomas fueran posibles, tuvieron que estudiar el espacio y hacer verdaderas obras de instalación de equipo: "Los sets debían incluir escondites para el equipo y los materiales, plataformas de iluminación específicas e incluso un elevador hecho a mano que bajaba desde el techo para llevar al operador de cámara al primer piso para la toma 4", reveló el director.

"El episodio estuvo compuesto por 5 planos secuencia. Tres tuvieron lugar en la funeraria, dos en Hill House. Ensayábamos un segmento mientras que otro estaba siendo preparado para la iluminación, y luego lo cambiamos. Los estudios todavía estaban siendo pintados y construidos para acomodar el episodio".

Lo más difícil para todo el equipo fue el tercer plano: "El tercer plano fue el más difícil. 18 páginas, filmadas en la funeraria, y que requerían una gran emoción por parte del reparto. Comenzaron a sentarse, lo que significaba que teníamos que mantener la cámara en un carro para manejar las diferencias de altura. Empujamos el carro durante toda la secuencia".

En general fue un rodaje de lo más complicado, "infernal" en palabras del director, en el que se necesitó un compromiso y una entrega total por parte del equipo técnico y artístico. El esfuerzo fue tal que se necesitaron "seis semanas de ensayos, cientos de marcas de cámara e iluminación y un esfuerzo brutal del reparto y el equipo", según cuenta Flanagan.

Todos los detalles del rodaje los encontrarás en este hilo que publicó el director en Twitter:

 

Publicidad