Jaime y Cersei Lannister se despidieron para siempre en el penúltimo capítulo de 'Juego de Tronos', 'Las Campanas'. Los personajes han sido dos pilares fundamentales del fenómeno de HBO durante años, y su final no convenció a todo el fandom.

Con la publicación de los guiones de la octava temporada, muchas escenas de estos últimos capítulos cobraron un nuevo sentido o quedaron mejor explicadas, y una de ellas es la del final de los hermanos y amantes.

Y es que en el último capítulo, 'El Trono de Hierro', Tyrion encuentra sus cuerpos sepultados, están perfectamente conservados (algo que trajo mucha polémica), y las zonas alrededor sin rocas hicieron crecer la teoría de que los Lannister hubieran escapado a la muerte en realidad.

Sin embargo, en el guion original del capítulo, se deja claro que la estancia estaba "plagada de llamas" además del derrumbamiento.

De hecho, cuando su hermano les encuentra, clarifica:

"Todos los cráneos están carbonizados por el calor extremo de las llamas que habían rugido durante horas".

Este pequeño detalle habría dado el cierre que necesitaban a los fans más esperanzados.

· · ·

Seguro que te interesa

"Estuve vomitando todo el rato": La desagradable escena de Daenerys que fue un suplicio para Emilia Clarke en 'Juego de Tronos'