Burt Ward recibió la semana pasada la ansiada estrella del Paseo de la Fama tras toda una vida dedicada a la actuación.

Con motivo de este homenaje, la web Page Six decidió entrevistarle y, entre otras anécdotas sobre la serie sesentera de Batman que le dio la fama, el actor contó un episodio muy oscuro relacionado con la ficción.

Según ha revelado a la publicación, "pensaron que Robin tenía un bulto demasiado grande para la televisión".

Así, los ejecutivos de la cadena ABC decidieron que lo mejor que podían hacer es que Burt Ward acudiera un médico que le recetara medicamentos para encoger su miembro viril.

Mientras tanto, a Adam West, el actor que hacía de Batman, "le ponían toallas turcas en su ropa interior" con la intención de hacer visiblemente más grande su paquete.

Una vez visitó el médico, Ward tomó las pastillas "durante tres días, luego pensé que podían hacer que me quedara estéril. Dejé de tomarlas y usaba mi capa para cubrirme".

Seguro que te interesa:

Tom Mison, el actor de 'Watchmen' que ha necesitado un doble de pene