'The Walking Dead' presentó su cuarta temporada en la convención de San Diego, la Comic-Con. Allí estuvieron los actores que dan vida a los personajes de la exitosa serie de la cadena AMC.

No faltó el protagonista Andrew Lincoln que da vida al policía Rick Grimes, el surcoreano Steven Yeun que interpreta a Glenn, la actriz Lauren Cohan que encarna a Maggie, el veterano actor norteamericano Scott Wilson que desde la segunda temporada se mete en la piel del Dr. Hershel Greene, Chad Coleman que en la serie interpreta a Tyreese, la actriz Danai Gurira es Michonne, uno de los personajes que más gusta junto a Daryl, que interpreta Norman Reedus y, por último también estuvo presente el malvado Gobernador, David Morrissey.

Tras las declaraciones de Gale Anne Hurd, Andrew Lincoln y de Chad Coleman sobre la temporada 4 de 'The Walking Dead' en las que aseguraban que la próxima temporada será "épica y desgarradora" llegaron las de David Morrisey, que interpreta a el Gobernador. 

Aseguró que la nueva temporada tendría una nueva amenaza, mucho más peligrosa que ninguna vista con anterioridad en la serie que sobrepasará a todos los personajes, haciendo que reaccionen "de manera extremadamente diferente".

Morrisey también dijo que "no es una amenaza que uno pueda aniquilar fácilmente. Es algo que pasara dentro del mundo y que es muy peligroso. Realmente muy peligroso y creo que cuando nos topemos con ella habrá muchas formas de identificarse con esa situación, especialmente para nosotros, en nuestro mundo. Cada persona reaccionará de un modo distinto".

Todos los actores y protagonistas están de acuerdo en algo, un mal, una amenaza que se cernirá sobre ellos y de la que será muy difícil escapar. Los fans tendrán que estar muy atentos a lo que ocurra hasta su estreno en Estados Unidos el 13 de Octubre de este año.