El castillo de Highclere, en el condado de Berkshire, es el hogar de los condes de Carnarvon y desde este martes el de la familia Crawley y los espectadores de Antena 3.

La serie se rodó en escenarios reales, los jardines y el monumental castillo de Highclere, perteneciente a la familia Carnarvon desde 1679. Construida sobre un antiguo castillo, el actual edificio fue diseñado en 1842  por Sir Charles Barry, responsable de construir las Cámaras del Parlamento de la Abadía de Westminster (donde se encuentra el conocido reloj del Big Ben).