Mucho se está hablando, y se ha hablado a lo largo de estas semanas, sobre la actuación de Amaia y Alfred en Eurovisión. Uno de los puntos más críticos ha sido el de la puesta en escena que no ha terminado de gustar a muchos de los espectadores.

La luz era muy tenue, no había coreografía, ni golpes de efectos y finalmente tampoco hubo pirotecnia, pero lo que todos esperaban es que hubiese un beso final en el que se fundieran los artistas. Una sorpresa que los eurofans pensaban que tenían guardada bajo la manga, pues en los ensayos previos nunca se habían besado.

Pero es algo que nunca llegó a ocurrir, y muchos se disgustaron a no ver esa prueba de amor. Pero, ahora Alfred ha explicado el motivo por el que se ha tomado esa decisión y seguro que al leerlo te convence, y es que en definitiva su canción, en sí misma, es amor.

"Felicidad. Así es como nos hemos sentido hoy y todas las veces que hemos interpretado la canción, que pasó de @raulgomezmusic y @sylviaruthsantoro a nosotros dos. Ahora es vuestra, de un público entregado, corazón en mano, un país unido por la música, que no sé si esperaba ver el amor reflejado en forma de beso, pero creo que nuestro amor y cariño va más allá. Hay que abrazar el amor que tenemos y atrapar estas estrellas fugazes que pasan pocas veces. Y la hemos atrapado. Misión cumplida. #GraciasAmaia #LoveWins", escribe el cantante.