Es de bien nacido ser agradecido, dice el refrán, y parece que Ana de Armas lo está aplicando. Ahora que triunfa en Hollywood y es una de las actrices más demandadas del momento, ha recordado cómo fueron sus inicios.

En una extensa entrevista para Vogue, acompañada de una preciosa sesión de fotos en la que parece una auténtica princesa, la actriz ha hablado de sus duros inicios en el mundo de la actuación.

La joven se sintió sola en muchos momentos, y reconoce que les debe mucho a Elena Furiase y su madre Lolita, a las que conoció gracias a la serie de 'El Internado'.Puedes ver sus declaraciones al completo en el vídeo de arriba.

Seguro que te interesa:

Así fueron los inicios de Ana de Armas en 'El internado' e 'Hispania: La leyenda'