Novamas » Vida

CONSEJOS

Las zonas que debes mirar si tu casa huele mal y no sabes por qué

A veces no importa cuánto hayamos insistido en las tareas del hogar, algunos malos olores se pueden esconder en los lugares menos esperados.

Publicidad

Hay algunas tareas domésticas que realizamos todos los días, como por ejemplo organizar las zonas comunes, hacer la cama o fregar los platos sucios. Por otro lado, existen otras labores que perfectamente podemos ejecutar de manera semanal por tratarse de limpiezas algo más profundas, como lavar el cuarto de baño o cambiar las sábanas. Pero aún siguiendo a rajatabla un calendario, en ocasiones se descubren olores imposibles de eliminar.

A veces no importa cómo de limpia esté nuestra casa o cuánto hayamos insistido en las tareas del hogar, algunos malos olores se pueden esconder en los lugares menos esperados. Si no puedes localizar de dónde proviene un mal olor, en el vídeo te contamos cuáles son las primeras zonas donde debes mirar.

¿Qué zonas debes mirar si huele mal y no sabes por qué?

Uno de los principales culpables de ese misterioso mal olor proviene de la basura; pero no nos referimos a la bolsa, sino al cubo en sí. Muchos desperdicios terminan en el fondo del cubo, sobre todo líquidos, y con el paso del tiempo se pueden acumular migas y otro tipo de restos que terminan produciendo olores. Afortunadamente, para todo hay remedio y existe un truco casero para quitar el mal olor del cubo de basura de un plumazo.

Por otro lado, los zapateros pueden ser muy útiles a la hora de organizar las zapatillas de todos los miembros de casa. Sin embargo, puede ser otra de las zonas a las que debemos prestar atención cuando hay olores de origen desconocido. Los zapatos deben respirar al menos 30 minutos antes de guardarlos en su sitio, ya que de lo contrario el sudor puede condensarse y emitir un mal olor dentro de los compartimentos.

Algunos protectores o fundas para el colchón pueden absorber los aceites naturales de la piel y el sudor de nuestro cuerpo. Si es un artículo que no sueles lavar tan a menudo como las sábanas, es posible que el mal olor provenga de aquí. Finalmente, el cesto de la ropa sucia también puede ser la fuente del mal olor, más aún si está colocado dentro del cuarto de baño. La humedad hace que el hedor empeore, por lo que se recomienda guardar este recipiente en un lugar en el que pueda respirar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Cómo limpiar a fondo la casa sin perder un día entero

Publicidad