NovaMás » Vida

DÍAS DE LLUVIA

Trucos de zapatos para no resbalar cada vez que se pone a llover

Algunas suelas de zapato hacen que sea muy fácil resbalar en suelos mojados.

Publicidad

Los días de lluvia se pueden convertir en una auténtica pesadilla cuando tenemos que calcular al milímetro cada paso que damos para no terminar cayendo. Algunas suelas de zapato hacen que sea muy fácil resbalar, por lo que te damos algunos de los trucos más efectivos para evitar que esto pase.

A menudo utilizamos laca para fijar el estilo de los peinados, pero es un producto que también resulta de lo más beneficioso en estos casos. Crea una película impermeable capaz de hacer que los zapatos se agarren al suelo, independientemente del material. Con la suela aún seca rocía una cantidad generosa de laca, con cuidado de no respirar los vapores. Cuando salgas a la calle comprobarás que funciona.

Por otro lado, el almidón también puede ser muy efectivo cuando buscamos los mejores remedios para evitar resbalar por culpa del poco agarre de nuestro calzado. Es por ello que otra solución es cortar una patata por la mitad y frotarla sobre la base de los zapatos. Se creará una superficie antideslizante con la que podremos caminar tranquilamente.

Por último, muchas zapatillas hacen que sea muy difícil caminar con lluvia debido al dibujo de la suela. El dibujo que incide a un mayor agarre termina desapareciendo con el uso, por lo que otro truco efectivo es lijar la suela con una lima con granos. Para ello, debemos lijar la suela realizando movimientos circulares, insistiendo más en la parte delantera del zapato, ya que es donde el apoyo es mayor.

Seguro que te interesa...

Trucos caseros para tener los zapatos más limpios

Publicidad