NO FALLAN

Trucos para limpiar el fondo del WC y que parezca nuevo por estrenar

Bicarbonato, sal o limón son algunos de los productos que protagonizan tres trucos infalibles para eliminar la cal, la suciedad y el sarro del fondo del inodoro. Llevándolos a cabo, ¡vas a poder disfrutar de un wc como nuevo!

Publicidad

Ejercer una correcta limpieza y desinfección de nuestro hogar es crucial, especialmente del baño, pues se trata de una de las estancias en las que más bacterias se acumulan y, por razones obvias, debe estar siempre impoluta. Sobre todo, debemos incidir en el inodoro, pero el paso del tiempo va complicando su estado niquelado, pues la cal se incrusta, favoreciendo la aparición de desagradables manchas en el fondo.

Esto provoca que su color blanco y apariencia cuidada poco a poco se desvanezca. Incluso puede llegar a dar la sensación de que nuestro baño está sucio por mucho que se limpie cada día. Para acabar de una vez por todas con este problema, te traemos algunos trucos infalibles.

Cómo desincrustar la cal del inodoro

Con bicarbonato y agua oxigenada

Sin duda, uno de nuestros productos favoritos para la limpieza del hogar es el bicarbonato de sodio. Los resultados que ofrece nos maravillan, como por ejemplo, es útil para desatascar el fregadero, para abrillantar el suelo o incluso para evitar que la ropa suelte pelusas. Y sí, también te servirá para dejar como nueva la superficie del inodoro.

Para el primer truco, debes mezclar una taza de bicarbonato de sodio y dos cucharadas de agua oxigenada. Obtendrás una pasta blanquecina que, con la ayuda de unos guantes de limpieza y un paño, deberás aplicar por toda la superficie interior del wc. Deja que la mezcla actúe durante 20 minutos y luego usa la escobilla para frotar las paredes. Después tira de la cadena.

También puedes optar por mezclar bicarbonato, vinagre y limón. Estos dos últimos elementos también son claves para lograr profundas desinfecciones. En este caso, mezcla un vaso de vinagre, zumo de limón y bicarbonato, dos cucharadas. Igual que hemos hecho antes, aplicamos la pasta cubriendo las manchas, aunque esta vez dejamos que actúe durante media hora.

Con refresco de cola

No sabemos exactamente cuál es su secreto ni qué ingredientes son los que propician una limpieza eficaz, pero usar refresco de cola para sanear superficies es ya, en muchos hogares, un hábito. Solo necesitas una lata de refresco. Cubre con el líquido todas aquellas manchas de cal y sarro acumulado que quieras eliminar y deja que la bebida actúe durante media hora. Después, coge una escobilla o estropajo y frota muy bien todas estas partes.

También puedes hacer el truco aún más efectivo si, tras llevar a cabo el tip de la cola, aplicas la pasta hecha con bicarbonato y agua oxigenada que te hemos detallado. Y si buscas un acabado brillante, no te olvides de agregar un poco de zumo de limón a esta mezcla.

Con sal

Y, por último, si combinamos algunos elementos que ya han aparecido a lo largo del artículo con sal, también lograremos que las manchas desaparezcan. Lo mejor de la sal es que sus pequeños granitos ayudarán a rascar la superficie. En este sentido, ¡parecerá que estés exfoliando el inodoro!

Tienes dos opciones. La primera es espolvorear sal por la superficie y frotar las áreas con un limón partido por la mitad, dejando que los productos actúen durante menos de una hora. La otra es mezclar vinagre blanco y sal para crear una pasta con la que cubriremos el sarro. Dejamos que actúe durante un buen rato y frotamos con un cepillo.

Novamas» Vida

Publicidad