NovaMás » Vida

HIGIENE

Trucos caseros y efectivos para blanquear el fondo del inodoro

Sigue estos trucos para una correcta y necesaria limpieza del inodoro de tu casa.

Publicidad

Es algo casi inevitable y es que, como humanos que somos, necesitamos usar el inodoro cada día, lo que hace que con el paso del tiempo en este acabe acumulándose sarro, sales de magnesio, calcio y otros minerales, los cuales provocan que el fondo del retrete se manche y si lo dejáramos pasar las manchas se volverían cada vez más difíciles de quitar. A continuación, te explicamos dos sencillos trucos sobre cómo lidiar con este tipo de suciedad de forma efectiva.

Esas manchas que solemos ver en el fondo del inodoro suelen ser producidas por el agua dura, la cual contiene esa concentración de minerales que se aglomera y origina la suciedad a medida que tiramos de la cadena, hasta crear una especie de capa.

Para retirar las manchas, lo primero que podríamos intentar es quitar ese exceso con una piedra pómez, la cual es importante humedecerla previamente con abundante agua caliente, consiguiendo que se ablande y quede suave al tacto, así podremos evitar provocar daños al material del sanitario. Con la piedra ya preparada y humedecida, solo tendríamos que frotar sobre la mancha hasta retirar toda la suciedad posible.

Es un truco bastante efectivo, pero en el caso de que la mancha resultara persistente y no hubiera llegado a desaparecer, podríamos probar un segundo remedio, esta vez a base de bicarbonato de sodio y vinagre blanco. Mezclaremos estos dos ingredientes para que sus componentes químicos actúen en conjunto, siendo suficiente con echar al fondo del inodoro dos cucharadas de bicarbonato y añadir un chorro generoso de vinagre. Lo dejaremos actuar durante unos 30 minutos, después tiraremos de la cadena y veremos que el fondo habrá quedado impoluto.

Por último, debemos recordar que una de las mejores formas para evitar que estas manchas aparezcan y que se hagan aún más difíciles de quitar es necesario limpiar e higienizar el inodoro en profundidad y con frecuencia. Solo así garantizamos una buena limpieza y evitaremos entrar en contacto con bacterias y otros organismos.

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿Por qué no es buena idea desinfectar los estropajos para volver a usarlos?

Publicidad