COCINA FÁCIL

Truco para quitar la piel del salmón sin complicación

Quitar la piel del salmón puede ser una tarea complicada si no se es lo suficientemente hábil con los cuchillos. Como solución, puedes pedir en la pescadería de confianza que la quiten o seguir este truco fácil y rápido para hacerlo en casa.

Pieza de salmón

Pieza de salmón Pixabay

Publicidad

El salmón es uno de los pescados más ricos que podrás encontrar en el mercado. A la hora de cocinarlo se recomienda hacerlo a la plancha para que no pierda todas sus propiedades. Aunque es mejor cocinar el salmón con la piel, hay quien prefiere sacarla, ya sea porque no le gusta, ya sea por el tipo de cocción que va a emplear en su receta.

Una de las señales que nos indica que el pescado está fresco es que nos va a costar sacar la piel. Si tienes que quitarla por exigencias del guion, te presentamos un truco que se ha hecho viral en Instagram.

¿Cómo quitar rápidamente la piel del salmón?

Katie, desde su cuenta de Instagram '@chopitlikeitshot_katie', nos lo enseña. Si como ella, tienes pocas habilidades usando los cuchillos, este truco es ideal para no sufrir ningún accidente. Primero tienes que hervir agua, que esté bastante caliente.

Mientras tienes el agua en el fuego, pon una de las rejillas del horno encima del fregadero y coloca los trozos de salmón con la parte de la piel hacia arriba. Es importante que no sea un recipiente estilo bol o cazo para evitar así que el salmón se cueza con el agua caliente.

Una vez que el agua esté hervida, échala poco a poco por encima del salmón (con cuidado de no quemarte). Cuando veas que la piel se retrae un poco, para de echar agua. En este momento, ya puedes quitar con total facilidad la piel del salmón.

¿Cuáles son las propiedades del salmón?

El salmón es un pescado azul y uno de los pescados con más valores nutricionales. Vamos a hacer un repaso rápido.

Tiene nada más y nada menos que cinco vitaminas: A, B, D, E y K. Por ejemplo, la vitamina D es una buena aliada para mantener los huesos en buen estado. También contiene casi una decena de nutrientes entre los que se incluye el hierro, el calcio, el yodo y el potasio (este último ayuda al normal funcionamiento de la tiroides).

Otro componente importante del salmón es el Omega 3, que está presente en la grasa. Su función es mantener a raya los niveles de colesterol, triglicéridos y presión arterial.

Receta rápida de salmón sin piel

Para terminar, ya que has invertido un tiempo en quitar la piel del salmón, te recomendamos esta receta que se prepara en poco tiempo.

El primer paso es precalentar el horno a unos 220-230 grados. Entretanto, pon un poco de aceite de oliva virgen extra por encima del salmón. Para que quede bien esparcido te puedes ayudar de un pincel para cocina.

A continuación, salpimienta la pieza y para que le dé un toque de sabor diferente, échale también alguna hierba aromática -como el tomillo o el romero- y alguna especia -orégano, por ejemplo-. Tras ponerle también ajo y perejil, pon el salmón en la bandeja del horno sobre papel de plata o en una fuente adecuada para que no se pegue.

Por último, mételo en el horno durante unos 10 minutos. Como decimos siempre, te sugerimos que vayas controlando la cocción de vez en cuando para que no se pase.

Novamas » Vida

Publicidad