Novamas » Vida

HUYE DE LA GRASA

El truco para eliminar el exceso de grasa de cualquier receta fácilmente

Los platos grasientos no suelen ser muy agradables de consumir ni de cocinar. Por ello te traemos algunos consejos con los que podrás retirar los excesos de este lípido.

Publicidad

No es plato de buen gusto, y nunca mejor dicho, sentarse a comer un rico guiso o una sopa y darse cuenta que la comida tiene demasiada grasa. Sin embargo, esto no es razón por la que no disfrutar de la receta, pues existen varios trucos que te ayudarán a quitar ese exceso de grasa fácilmente.

Uno de los métodos más sorprendentes para eliminar el exceso de grasa es utilizar hielo. Coge un cubito congelado y colócalo con cuidado sobre la superficie del plato donde esté la comida. La baja temperatura hará que la grasa se solidifique y se pegue al hielo. Puedes repetir este proceso las veces que quieras hasta eliminar el exceso, pero no olvides que el hielo se deshace y puede hacer que tu comida se quede acuosa. Si no te quieres arriesgar a utilizar el cubito de hielo, puedes optar por congelar un cucharón de acero inoxidable durante varias horas. Después sigue el mismo proceso que con el hielo, pasa el cazo de la cuchara sobre el guiso, deja que se impregne de grasa hasta que se solidifique con el frío y después retíralo.

Otro método efectivo para reducir la grasa de los platos es dejar enfriar la comida en la nevera durante alrededor de seis u ocho horas antes de ingerirla. De esta forma, la grasa se habrá solidificado y podrás retirarla con una cuchara. Este truco es ideal para aquellas elaboraciones que preparas para consumir al día siguiente.

Para retirar el exceso de grasa de las comidas también es efectivo el pan de molde. Coloca una de estas rebanadas sobre la comida durante algunos segundos y deja que la miga del pan absorba la grasa de tu comida.

En aquella comida que prepares rebozada y frita, las servilletas o el papel absorbente serán tus grandes aliados. Cocina la comida como harías usualmente, y en cuanto vayas a sacarla de la sartén, extiende un trozo de papel sobre un plato y deja reposar en él los alimentos para que absorba bien la grasa.

Ten en cuenta que la grasa en exceso no es buena en ninguna comida, por lo que también puedes optar por cocinar con menos aceite. Un sencillo truco es aplicar una cucharada de vinagre al aceite con el que vayas a preparar una comida. De esta forma la comida absorberá menos grasa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Trucos para sacar fácilmente las manchas de grasa de la cocina

Publicidad