CONSEJOS

¿Tienes los ojos irritados? Esto es lo que debes hacer (y lo que no)

Frotarnos los ojos ante el escozor de ojos es una de las peores cosas que podemos hacer. Te contamos lo que si y lo que podemos hacer ante una irritación ocular.

Hyliacom

Publicidad

STORIES

La irritación ocular puede producirse por diversos motivos, que haya entrado una partícula de arena en el ojo, una larga exposición a pantallas de móviles u ordenadores, o entrar en contacto con alguna sustancia irritante como puede ser desde algún producto químico o las enzimas que expulsa la cebolla al cortarse. También se puede producir al sufrir algún tipo de alergia o por alguna conjuntivitis.

Los síntomas son muy reconocibles ya que los ojos se enrojecen, escuecen, pican o hay sensación de ardor y también lagrimean. Es una afección frecuente y a priori no muy grave, aunque dependiendo de los casos si se debería consultar con un médico.

Qué hacer cuando se nos irritan los ojos

En primer lugar, lo más aconsejable si notamos irritación ocular es lavar el ojo, en el caso de que la irritación se deba a una partícula de polvo, con el lavado y las lágrimas se tratará de expulsar. Es recomendable que ese lavado ocular sea realizado con suero fisiológico o lagrimas artificiales preferiblemente. Si la inflamación viene por exposición a las pantallas estas lágrimas lo hidratarán, aunque lo mejor en esos casos será tomar un descanso. Si notas que la inflamación se agrava, puedes tratar de bajarla lavando el ojo con una infusión de manzanilla. Una vez el líquido esté frío viértelo en una gasa y leva el ojo desde el lagrimal hacia el extremo. No obstante, siempre es recomendable que si la irritación es severa o dura varios días lo mejor es consultar con especialista o médico para descartar casos más graves.

Qué no debemos hacer cuando tenemos irritación ocular

En primer lugar, cuando notamos el escozor en los ojos, nuestro primer impulso es llevarnos la mano al ojo y frotarlo, pero esto puede ser bastante peligroso, ya que si tenemos alguna pequeña partícula de polvo, que nos está provocando esa irritación y frotamos, podríamos rascar la córnea.

Por otro lado, siempre que vayamos a manipular nuestros ojos es importante mantener una buena higiene de nuestras manos para evitar alguna posible infección mayor. Si tocamos nuestros ojos con las manos sucias, podemos transmitir bacterias, virus y microorganismos no deseados a nuestro ojo.

Seguro que te interesa...

¿Se puede cambiar el color de ojos con biokinesis?

Novamas » Vida

Publicidad