NovaMás » Vida

HIGIENE

Sujetadores… ¿Cada cuánto los tengo que lavar?

Sigue esta norma para mantenerlos como nuevos.

¿Toca lavar el sujetador?

iStock ¿Toca lavar el sujetador?

Publicidad

Lo cierto es que, aunque los llevemos puestos cada día, hay todo un mar de dudas alrededor del mundo del sujetador: ¿Cuál es la talla acertada? ¿Y la copa? ¿Con aro o sin aro? Y una de las más recurrentes: ¿Cada cuánto los tengo que lavar? Esta pregunta puede tener mil y una respuestas: hay chicas que los lavan una vez por semana, cada dos o, por lo contrario, cada vez que lo usan… Aunque también es recurrente perder la cuenta y hacerlo cuando, de repente, nos damos cuenta de que ya se ve más usado de la cuenta.

Pero no hay que olvidar que la ropa interior es nuestra segunda piel, así que es conveniente saber cómo mimar nuestros sujetadores para que nos duren muchos años y sigan siendo igual de cómodos que el primer día.

La norma general

La regla en la que coinciden todas las marcas de lencería y de productos de cuidado de la ropa es no llevar el mismo sujetador durante dos días seguidos. La razón es proteger el material elástico y dejarle tiempo para que recupere su forma original.

Según la compañía alemana Henkel, especializada en productos de cuidados de la ropa, la frecuencia de lavado tiene que ser de 3 a 4 puestas y, en todo caso, no superar los 6 usos. Así que, aquellas prendas que solo te pones en ocasiones especiales, te pueden durar mucho tiempo limpias en tu armario -a no ser que sudes de forma excepcional o te manches-.

Lo más importante para que los sujetadores se mantengan bien es no lavarlos después de cada uso. Si lo haces, provocarás que la elasticidad se debilite y ya no cumplirán su función de sujeción correctamente. Aunque hay una excepción con los sujetadores deportivos, que puedes consultar en el artículo sobre la frecuencia de lavado de la ropa deportiva.

Sin embargo, las indicaciones de la frecuencia de lavado son diferentes entre algunas marcas de ropa interior. Por ejemplo, la británica Rigby & Peller es partidaria de lavarlos cada tres usos, mientras que la casa de lencería de lujo Journelle recomienda lavarlos después de 5 o 7 puestas.

Sujetadores
Sujetadores | iStock

¿Cómo lavo correctamente mi sujetador?

  • Ciclo de lavado adecuado. Como se trata de prendas delicadas, es recomendable programar un ciclo de lavado suave.
  • Separa la ropa. También es útil poner la ropa interior en una bolsa de rejilla, ya que así evitamos que se enrede con el resto de la ropa o incluso que se nos pueda meter por alguna hendidura de la lavadora.
  • Cuidado con los corchetes. Cierra los corchetes para evitar que se enganchen al propio sujetador o con otras prendas.
  • Lavar a mano. En el caso de que los sujetadores tengan encaje o sean de tejidos delicados, como la seda, lo más recomendable es lavarlos a mano con un detergente especializado en prendas delicadas.

¿Y si no los lavo?

Si no lavas los sujetadores lo suficiente puedes tener problemas dermatológicos, entre los que son frecuentes:

  • Infecciones cutáneas. Si no lavas las prendas, la suciedad se acumulan y puede generar hongos. La infección por hongos empieza por un ligero picor y acaba con una irritación fuerte.
  • Granos en las zonas de contacto. Especialmente en la espalda y en el pecho, ya que, cuando la suciedad se acumula, obstruye los poros de la piel y provoca brotes de acné.

Si te aparecen algunas de estas reacciones en la piel, consulta con el farmacéutico o acude al dermatólogo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Cómo lavar los calcetines para devolverles el blanco impoluto.

Publicidad