NovaMás » Vida

LENCERÍA

¿Sujetadores con o sin aro?: La guía definitiva

Sandra Sarmiento, de Ecometas, nos explica los pros y los contras de cada tipo de sujeción.

¿Qué tipo de sujetador utilizas?

¿Qué tipo de sujetador utilizas? Cortesía de Ecometas

Publicidad

Para qué engañarnos: Llevar sujetador con aro es una de esas torturas a la que nos sometemos sin pensar muy bien por qué. Esas cosas que hacemos “porque siempre las hemos hecho así” y no nos lo hemos planteado de otra manera.

A pesar de que existen sujetadores cómodos con otros tipos de sujeción para el pecho, tendemos a suponer que ninguno de estos nos proporcionará el mismo escote que una prendas con estructura rígida. Pero nos equivocamos.

“El mito de que solo los sujetadores con aro son los que realzan y hacen más bonito el pecho es tan solo eso, un mito, nos cuenta Sandra Sarmiento, al frente del e-commerce de lencería sostenible Ecometas.

La experta en ropa interior es una firme defensora de los sujetadores sin aro y su motivo principal es la libertad y comodidad que ofrecen a nuestro cuerpo.

Todo lo que debemos saber sobre los sujetadores sin aro

“Siempre digo que el uso de un buen sujetador sin aros es lo más parecido a no llevar nada sintiendo cierta sujeción”, explica Sarmiento a favor de este tipo de ropa interior femenina.

Buena sujeción para todo tipo de pechos

La sujeción de este tipo de prenda viene garantizada por el tejido empleado, su diseño, la forma de las copas y los tirantes, entre otros factores. Estos diseños “realzan sin necesidad del aro”, recuerda Sarmiento, y lo hacen gracias a las costuras, que consiguen un efecto “igual o mejor” a la estructura rígida, pero con más comodidad.

“Cuanto más anchos sean los tirantes, la copa más amplia, la banda elástica inferior y el tejido más firme, existirá mayor sujeción y sensación de estabilidad”, asegura. Por lo que, actualmente, estos sujetadores sirven tanto para las mujeres que tienen poco pecho como para las que tiene mucho.

Escote bonito

La mayoría de mujeres que siguen apostando por los sujetadores con aro lo hacen porque creen que su pecho se ve más bonito de esta forma. Pero actualmente hay tanta variedad de sujetadores sin aro que es posible encontrar la combinación perfecta: que sea cómodo y quede bonito.

“Lo ideal es buscar sujetadores con una copa amplia y escotada que recoja bien el pecho y, a la vez, destaque el escote”, explica la creadora de Ecometas.

Una prenda versátil

Otra de las ventajas que nos indica la experta sobre los sujetadores sin aros es que “no comprometen tanto a nuestro cuerpo en cuanto a los cambios de talla y volumen”, ya que son prendas “mucho más versátiles” y se adaptan de una forma “más amable y natural a nuestro pecho”.

Por este motivo, será mucho más fácil acertar con la talla sin necesidad de pasarte horas probando sujetadores de todo tipo.

Contras: los sujetadores sin tirantes

Sarmiento recomienda que los sujetadores sin tirantes se lleven de forma ocasional, “ya que no resultan para nada cómodos”. Aun así, existen varios diseños que consiguen aportar sujeción sin un elemento tan importante como los tirantes. Lo hacen con “algún tipo de relleno o foam para acomodar el pecho".

Todo lo que debemos saber sobre los sujetadores con aro

En el blog de Ecometas encontramos un listado de pros y contras sobre el clásico sujetador con aro. Y la verdad es que de argumentos a favor de este tipo de sujeción para el pecho hay más bien pocos.

Lo único que destaca Sarmiento es que “los aros realzan y redondean la forma natural del pecho”, pero recuerda que se puede conseguir el mismo efecto con un sujetador sin aros.

Contras: la rigidez

“Al llevar un elemento semirrígido en su estructura, obliga a que sea el pecho el que se adapta a la prenda, y no al revés, como sucede en los sujetadores sin aros”, explica la experta en lencería sobre esta pieza de ropa interior.

Esta rigidez y dificultad de adaptación a la forma del pecho puede “afectarnos negativamente” sobre todo en momentos en el que nuestro pecho está en “desarrollo, transformación o recuperación”.

¿Qué momentos son estos? Etapas claves como la adolescencia, el embarazo, la maternidad o la menopausia. Sin embargo, Sarmiento recuerda que el cuerpo de la mujer “cambia de forma cíclica con la menstruación”, por lo que siempre nos será más conveniente optar por “prendas cómodas y versátiles que se adapten a nuestro cuerpo de forma natural”.

Tampoco se recomiendan los sujetadores con aro para los postoperatorios de pecho.

¿Son todos igual de bonitos y sensuales?

Tras nuestra charla con Sandra Sarmiento, nos ha quedado bastante claro que llevar sujetadores sin aro es, sin lugar a dudas, la mejor opción. Pero… ¿Son igual de bonitos que los que llevan aro?

“Sí, sí y cien veces sí”, nos responde la experta. En su e-commerce podemos encontrar opciones preciosas con las que sentirnos “increíblemente sensuales”: detalles de encaje, transparencias, tejidos delicados estampados y mucho más. ¿Lo mejor? “Se adaptan a nuestras formas como una segunda piel”.

Lencería sensual sin aro
Lencería sensual sin aro | Cortesía de Ecometas

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

El color de sujetador que realmente es invisible debajo de tus camisetas.

Publicidad