NovaMás » Vida

LIMPIEZA DEL HOGAR

¿Sabías que el zumo de limón es el mejor desinfectante casero que existe?

Hay alternativas naturales como el zumo de limón que pueden ayudarnos en la tarea de desinfectar, pero solo el alcohol en una concentración del 70% y el peróxido de hidrógeno son realmente efectivos si se usan correctamente.

Publicidad

Desde que se desató la pandemia, han surgido infinidad de consejos de limpieza y afirmaciones sobre el uso de desinfectantes naturales. Desafortunadamente, aquí también tenemos que lidiar con las fake news. Médicos y expertos nos alertan de que existen alternativas naturales y efectivas a los productos de limpieza convencionales, aunque no todas consiguen acabar con los gérmenes.

Tanto el vinagre como el limón tienen propiedades desinfectantes comprobadas, pero no hay que olvidar que estas soluciones no son desinfectantes aprobados por los organismos oficiales. Sus componentes activos, el ácido acético en el vinagre y el ácido cítrico en el limón, son realmente útiles a la hora de desinfectar, pero no tienen la concentración necesaria para combatir determinados gérmenes, como sí puede lograr un producto elaborado para tal fin.

Dicho esto, si quieres eliminar el exceso de químicos en tu rutina de limpieza, el zumo de limón puede ser tu nuevo aliado ecológico y casero gracias a sus múltiples beneficios, no sólo en cuestión de limpieza. Te decimos algunos de ellas.

Beneficios del uso doméstico del zumo de limón

Como conservante

El limón actúa como un inhibidor del crecimiento contra ciertas bacterias, lo que lo convierte en un poderoso agente antibacteriano y conservante natural de los alimentos. Prueba a rociar un poco de zumo de limón sobre las frutas y las verduras que no vayas a consumir en el momento, y verás cómo aguantan más tiempo sin pudrirse.

Para abrillantar los grifos

Usa el zumo de limón para devolver el brillo a grifos y escurridores. Para ello, mezcla un poco del jugo con bicarbonato de sodio y prueba a limpiar también los tuppers y recipientes de plástico para alimentos.

Para limpiar ollas y sartenes

Sobre todo las de cobre. Corta un limón por la mitad, sumérgelo en un poco de sal y limpia las manchas ollas y sartenes con la mezcla. También te irá bien para sacarle brillo a la cafetera y otros utensilios de cocina.

Para acabar con malos olores

Los limones cuentan con propiedades antisépticas y antibacterianas y, debido a que tienen un alto contenido de ácido, también funcionan como desodorizantes naturales. Prueba a poner en el interior de la nevera medio limón con unos cuantos clavos de olor en la pulpa. El olor de esta combinación dejará una agradable fragancia en tu frigorífico y acabará con los malos olores.

Para desatascar las tuberías

Las cáscaras de limón se pueden moler en el triturador y usarlas para refrescar el desagüe con bastante agua caliente.

Para blanquear la ropa

El zumo de limón actúa como blanqueador natural. Añádelo en tu colada de ropa blanca y déjala secar al sol. Las manchas se aclararán notablemente.

Para limpiar el microondas

Es uno de esos trucos de madre que nunca fallan. Para eliminar todas esas salpicaduras de comida y manchas del interior del microondas, añade agua, vinagre y limón picado en un tazón, colócalo en la máquina y cocina la mezcla durante unos minutos hasta que empiece a humear. Deja que se enfríe y aprovecha la humedad para limpiar el interior del microondas con una esponja.

Para desengrasar las encimeras

El ácido del limón acaba con la grasa y hace un buen trabajo limpiando las estufas y las encimeras. Las manchas se quitan completamente dejando que el zumo de limón actúe sobre la mancha durante unos minutos. Después, frota el área con bicarbonato de sodio y observa cómo la grasa desaparece sin más.

Para enfrentarse al WC

Ponte los guantes y frota medio limón cubierto con sal gruesa por el interior de la taza del inodoro. Es la única forma soportable de enfrentarse a la tarea menos apetecible de todas.

Para limpiar los cristales

Con o sin vinagre, el limón es un limpiador de vidrios bastante eficaz.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Así debes conservar los limones una vez cortados

El truco para exprimir un limón sin tener que cortarlo

Publicidad