SUPERSTICIONES

Rituales de la noche de San Juan: te traerán prosperidad y fortuna

Conoce los orígenes de la noche más mágica del año y sus ritos más populares.

Hoguera en la playa

Hoguera en la playa iStock

Publicidad

Además de ser la velada más corta e intensa del año, la víspera de San Juan es para muchos la ocasión idónea para pedir un deseo y atraer prosperidad y fortuna.

Así pues, aprovechando las energías mágicas atribuidas al solsticio de verano, los más supersticiosos acuden a la playa junto a sus seres queridos y amigos para celebrar rituales llenos de simbolismo, durante los cuales el fuego y el mar toman especial protagonismo.

Estos son algunos de los rituales más populares

Saltar una hoguera

Uno de los rituales más conocidos de la víspera de San Juan. Según narra la tradición, se debe saltar el fuego de siete a nueve veces, dependiendo del lugar, para tener buena suerte. Debido al riesgo que conlleva, es recomendable que no lo lleven a cabo niños ni personas mayores.

Quemar los deseos

El más popular y arraigado de entre todos los rituales de San Juan. Consiste en escribir los deseos en un papel, quemarlo en una hoguera en la playa y saltarla tres veces. No obstante, también hay quien opta por quemar el papel en una vela o en incienso, y acto seguido tirar las cenizas al agua. El color de la vela también influye, pues en caso de tratarse de una vela blanca, atraerá armonía y calma y junto al fuego purificará el ambiente, alejando así las energías negativas. Si optas por el color rojo, apelarás al amor, pues simboliza la sensualidad y ayuda a atraer a otras personas.

Lavarse la cara

Otra de las costumbres más extendidas es lavarse la cara durante la noche. De acuerdo con la tradición, no hay que mirarse al espejo tras realizar el rito, pues este perdería efecto.

Dormir con patatas

Este sea probablemente el ritual menos conocido. Explica la creencia que dormir con tres patatas bajo la almohada atrae vibraciones positivas. Pero para que surta efecto, no pueden ponerse de cualquier manera: una de ellas debe estar entera, otra rasgada y la última pelada. Al día siguiente hay que extraer una de ellas, si sale la entera, se tendrá un año repleto de prosperidad; si sale la marcada, augura una alternancia entre momentos positivos y negativos; si sale la pelada, refleja un futuro lleno de dificultades.

Saltar siete olas

Una de las tradiciones por excelencia de la velada. Se deben saltar siete olas a medianoche para atraer la buena suerte.

Hoguera
Hoguera | Pexels

Origen de esta verbena

Siguiendo el dogma del cristianismo católico, la celebración de esta festividad repleta de mitos y leyendas se remonta al nacimiento de San Juan Bautista. Según cuenta la Biblia, su padre Zacarías ordenó encender una hoguera para informar del nacimiento de su hijo Juan. Sin embargo, adquiere mayor significado entre los creyentes, ya que acontece justo seis meses antes del nacimiento de Jesús, 24 de diciembre.

Expertos e historiadores coinciden en que esta fue la explicación que se dio a fin de apropiar a la religión católica una tradición, cuyo origen es mucho más lejano. Así pues, el cristianismo incluyó dicha festividad en su calendario, ligando el hábito de prender hogueras con el nacimiento de Bautista; y es que, tanto en su origen cristiano como pagano, el fuego es el elemento de mayor importancia.

Por su lado, la tradición pagana halla sus orígenes en el culto al Sol, cuya luz empieza a perder fuerza pasada esa víspera, haciendo que los días sean más cortos. Mediante hogueras, los paganos trataban de transferir su fuerza al Sol y prolongar así las horas de luz.

Novamas » Vida

Publicidad