NovaMás » Vida

LA MAGIA DE LA NAVIDAD

Los Reyes Magos y otros personajes que traen regalos a los niños en España

¿En tu casa quién regala ilusión a los más pequeños?

Figuritas de los Reyes Magos.

iStock Figuritas de los Reyes Magos.

Publicidad

Los Reyes Magos de Oriente son, por antonomasia, quienes traen la magia a los hogares españoles cada Navidad. Desde el siglo XIX, Gaspar, Melchor y Baltasar reparten regalos a los niños y niñas la noche del 5 al 6 de enero, emulando el gesto que los magos tuvieron en el nacimiento del Niño Jesús, a quien, según el Evangelio, le llevaron oro, incienso y mirra.

Ellos son la versión española de San Nicolás, la figura que trae regalos y dulces a los niños la noche del 5 al 6 de diciembre y da la bienvenida a la Navidad en algunos países de Europa. Este santo también es el origen de Papá Noel.

Pero en España existen muchos otros personajes que traen regalos en estas fechas, eso sí, solo a los niños y niñas que se han portado bien durante el año. Te contamos más sobre ellos:

Tió de Nadal

En Cataluña, con el inicio del Adviento, los peques de la casa comienzan a cuidar su Tió de Nadal, un tronco con cara feliz y barretina. Lo tapan con una manta y le dan de comer cada noche hasta el día 24 de diciembre.

En Nochebuena, los niños y niñas lo golpean con bastones mientras cantan una canción en la que le piden que cague turrones. Cuando terminan, levantan la manta que lo cubre y encuentran regalos y dulces.

Tió de Nadal
Tió de Nadal | iStock

Esteru

En Cantabria quien trae regalos el Día de Reyes es el Esteru, un leñador de carácter tranquilo y amable que va acompañado de su ayudante el burru, un pequeño asno que ayuda a su amo a repartir alegría en este día tan especial.

Tras pasarse el año cortando madera, Esteru pasa las Navidades fabricando los juguetes que tanto desean los peques de cada hogar. Desde finales del siglo XX cuenta con su propia cabalgata.

Ataviado con una boina, una pipa y barba, Esteru representa la bondad y el bien.

Apalpador

En las zonas del este de Galicia hay un carbonero llamado Apalpador que cada año, el 24 o el 31 de diciembre, abandona las montañas y se dirige a los pueblos y ciudades a comprobar si los niños y niñas han comido lo suficiente “palpándoles” el vientre. Si es así, les deja las castañas que ha recogido durante su camino y algún que otro regalo.

En las zonas donde se celebra esta tradición, hay varios villancicos que hablan sobre esta entrañable figura.

Angulero

En Asturias hay una tradición muy reciente que es celebrar el Angulero. Se trata de una figura parecida a la de Papá Noel, pero en este caso es un hombre dedicado a la pesca de la angula. El Angulero va vestido con un traje de pescador de color amarillo, gorro de lana, botas de agua y lleva una piñera y un farol.

Cada Nochebuena llega hasta la ría de Nalón, participa en su cabalgata y después reparte regalos por todo el Principado de Asturias. Para recibir sus obsequios, los más pequeños de la casa deben dejar bajo el árbol de Navidad un gorro de lana con comida y bebida, para que pueda reponer fuerzas.

Olentzero

El personaje de la tradición navideña del País Vasco y Navarra es el Olentzero. Igual que el Apalpador gallego, este señor también es carbonero y reparte regalos el día de Navidad. Lo más característico de su aspecto es que siempre va manchado de carbón y tiene una gran barriga.

Durante el año, el Olentzero vive en las montañas haciendo carbón, comiendo y bebiendo. Y, solo en Navidad, decide acercarse al resto de la población para llenar de ilusión los hogares con niños.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Dos recetas navideñas para cocinar con los más pequeños.

Publicidad