BANCOS

¿Qué hay que tener en cuenta para no salir mal parado cuando pides una hipoteca?

Todo lo que tienes que saber antes de firmar una hipoteca con una entidad bancaria.

Entrega de llaves de una nueva vivienda.

Entrega de llaves de una nueva vivienda. Pexels.

Publicidad

Siempre que nos acerquemos al banco a pedir información y, sobre todo, cuando se trate de una hipoteca, tenemos que tener en cuenta varios puntos para salir lo más beneficiados posible de este contrato que vamos a firmar, por un tiempo tan largo, con una entidad financiera.

Muchas veces no le damos la importancia que merece este hecho, pero tenemos que pensar que es un contrato de muy larga duración que va a afectar directamente a nuestras finanzas, por lo que es imprescindible informarnos al máximo antes de tomar una decisión tan importante.

Qué hacer antes de contratar una hipoteca

Antes de contratar cualquier producto bancario es importante conocer a fondo el significado de los conceptos que nos vamos a encontrar. Tenemos que saber qué significan y cómo nos van a afectar.

Es imprescindible educarnos financieramente y más todavía en conocimientos que nos aporten una visión más profunda sobre ciertos productos financieros que pueden ser complejos.

Concretamente, estos son los aspectos más importantes a estudiar antes de vincularte contractualmente con un banco:

Aprende a diferenciar los tipos de interés

Revisa bien los tipos de interés y compara diferentes hipotecas. Muchas veces no sabemos cómo podemos compararlos, ya que el tema nos resulta complejo. Es habitual que algunos tipos sean muy bajos y en tro banco sean muy altos. Solemos desconfiar cuando vemos que hay tanta diferencia entre las entidades bancarias.

Al revisar los tipos de interés, debemos tener en cuenta que la TAE es el tipo de interés efectivo y que es el que nos van a aplicar mensualmente. Por tanto, cuando vayamos a un banco debemos comparar siempre este tipo de interés.

Te recomiendo que siempre que te pasen una simulación o una oferta preguntes si el tipo de interés que te indican es el TIN o el TAE, seguramente te indicarán los dos, pero por si acaso, nunca está demás preguntarlo.

No te vincules más de la cuenta con el banco

No te vincules más de la cuenta. Cuando vayas a contratar tu hipoteca seguramente te mejorarán la TAE si contratas también otros productos financieros con el banco, como por ejemplo el seguro de vida, el seguro del hogar, la tarjeta de crédito, etc.

Infórmate bien de qué seguros son obligatorios para contratar la hipoteca y de cuáles puedes prescindir, ya que realmente no todos los seguros que nos hacen contratar nos van a hacer falta.

Por ejemplo, al contratar una hipoteca, el banco solo te obliga a tener la vivienda asegurada con un seguro del hogar. Pero también puede ser que te pidan un seguro que cubra el importe del préstamo en caso de fallecimiento, como un seguro de vida o protección de pagos. Pero asegúrate de si es imprescindible o no, puesto que en hay entidades financieras en las que no lo es.

Calcula el coste de los seguros

Hacer un buen cálculo de los seguros es otro de los puntos imprescindibles a tener en cuenta. Calcula cuánto te cuestan, tanto si los contratas con el mismo banco de la hipoteca o si los contratas a parte.

Una vez tengas claro el tema de las vinculaciones, cuáles te convienen y cuáles no, un ejercicio muy útil para valorar el gasto en perspectiva es: calcula el coste de los seguros de todos los años de hipoteca si lo contratas con el banco o haz el mismo cálculo contando cuánto pagarás si los contratas fuera. Luego compara el resultado.

En muchas ocasiones, al final de la vida de la hipoteca, por mucho que te hayan reducido la TAE por contratar estos productos con el banco, te sale más rentable contratarlos por tu cuenta y pagar ese interés de más.

Por eso te recomiendo que no te dejes llevar por una rebaja de la TAE si contratas los seguros con el propio banco. Haz el cálculo completo y valóralo bien antes.

Haz una previsión de los gastos derivados de la hipoteca

Calcula los gastos previos en los que tienes que incurrir y qué te suponen, así como cuánto tiempo vas a estar pagando la hipoteca y el plan que vas a llevar a cabo.

Tener una visión de lo que va a suponer en tus finanzas el hecho de contratar una hipoteca es básico. Te recomiendo que analices bien la inversión inicial y todo lo que va a suponer en tu día a día. Además de tener una visión de la cantidad de años que vamos a pagar y el importe mensual que vamos a tener que desembolsar, también nos ayuda a ser más conscientes y a poder decidir mejor.

Como recomendación te diría que no te endeudes más del 35% de tus ingresos.

Teniendo en cuenta estos puntos, vas a triunfar cuando vayas a contratar una hipoteca, ya que vas a ir con la máxima información posible, y esto es lo que nos da el poder de elegir de forma consciente.

Novamas » Vida

Publicidad