NovaMás » Vida

GIMNASIO

¿Qué clases colectivas son las mejores para mantenerse en forma?

Aunque todo dependerá de los objetivos de cada persona a la hora de entrenar, podemos destacar algunas clases colectivas que son más beneficiosas que otras.

Entrenamiento de fuerza en una clase colectiva del gimnasio.

Entrenamiento de fuerza en una clase colectiva del gimnasio. iStock

Publicidad

Cuando vamos al gimnasio, tenemos principalemte dos opciones de trabajo: Entrenar por nuestra cuenta o asistir a clases colectivas.

Si no podemos acceder a un entrenador personal, es preferible entrenar por nuestra cuenta, pero siempre con una buena planificación. Se trata de que el entrenamiento esté dirigido a un objetivo que va a depender de tus características particulares, y de las de nadie más.

Sin embargo, mucha gente se decanta por las clases colectivas porque están guiadas por un entrenador y tienen un componente más lúdico. Por lo general, están acompañadas de un soporte musical y se le suma un extra de motivación al entrenar con otras personas. Además, todo ello favorece la adhesión, es decir, es más probable que mantengas la motivación necesaria para no dejarlo.

¿Qué hay que tener en cuenta sobre las clases colectivas del gimnasio?

Probablemente te sorprenda esta afirmación, pero si nunca has entrenado o tu nivel es bajo, una clase colectiva no es una opción demasiado saludable para ti.

Tengamos en cuenta que en este tipo de entrenamiento participan muchas personas ejercitándose a la vez, con una serie de ejercicios que va indicando el entrenador.

Evidentemente, no todas esas personas tienen el mismo nivel, y aunque lo tuvieran, seguirían sin disponer de ejercicios adaptados a cada objetivo y a cada necesidad.

Incluso cuando el entrenador explica diferentes opciones, resulta inviable revisar la técnica de tanta gente a la vez. Por eso, antes de entrar a una clase colectiva, asegúrate de conocer muy bien los diferentes ejercicios para que no te pillen de sorpresa y evitar lesiones.

Mejores clases colectivas del gimnasio

Para tener mejor salud es muy importante que el entrenamiento sea lo más completo posible; es decir, que incluya fuerza, ejercicio cardiovascular y flexibilidad, por ese orden.

La fuerza es la capacidad física que nos concede funcionalidad y su carencia nos pone muchas limitaciones. ¿Por qué a una persona de edad avanzada le cuesta levantarse y sentarse de una silla? Principalmente por falta de fuerza y masa muscular.

Entrenamiento semanal para estar en forma

Lo ideal es que el entrenamiento semanal incluya estos 3 tipos de clase:

  • Clases colectivas que mejoran la fuerza: Body pump, entrenamiento funcional, entrenamiento en suspensión, Cross Training, etc.
  • Clases colectivas que mejoran la capacidad aeróbica: Clases como Ciclo Indoor, Zumba, o Body Combat ayudan, además, a controlar la presión arterial y mejoran la composición corporal.
  • Clases colectivas que trabajan la flexibilidad: Las sesiones tipo Pilates, Yoga, Espalda sana, etc. no ayudan a quemar calorías, pero son muy interesantes para mejorar la postura corporal y la elasticidad.

Además, sería perfecto complementar estos tres tipos de actividad con otras como las clases de core, GAP, HIIT, etc. Sin embargo, es importante que estas clases no sean la actividad principal, sino un complemento.

Por poner un ejemplo, no tiene sentido asistir a clases de GAP (glúteo, abdomen y pierna) y entrenar muy poco o nada el miembro superior. Y tampoco deberíamos asistir a una clase de HIIT (entrenamiento intervalado de alta intensidad) si no disponemos del nivel suficiente.

Otro factor a tener en cuenta a la hora de elegir una clase es que nos aporte una intensidad mínima para que el entrenamiento tenga beneficios. Si terminas la clase con la sensación de no haber hecho mucho, sube la intensidad en la siguiente o cambia de nivel.

Qué clase colectiva elegir si tienes poco tiempo

Habría que hacer todo lo posible para entrenar varios días a la semana, por tu salud actual, y por tu futuro. Si no consigues sacar tiempo suficiente, aprovecha al máximo cada semana y cada mes e intenta al menos cumplir con esos tres tipos de estímulos (fuerza, cardiovascular y flexibilidad/movilidad).

Si en una semana no puedes asistir a tres clases, márcate el objetico a cumplir en 15 días.

Poniéndonos en el peor de los casos, que solo puedas entrenar un día a la semana, esta es mi recomendación:

  • Semanas 1 y 3: Entrenamiento de fuerza con funcional o Body Pump
  • Semanas 2 y 4: Entrenamiento cardiovascular con Ciclo Indoor

De este modo, no cubriríamos la flexibilidad ni la movilidad y se trataría de un entrenamiento escaso, pero es preferible moverse y aprovechar ese tiempo que tener una vida totalmente sedentaria.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

¿Es mejor entrenar en ayunas o con algo en el estómago?

Publicidad