RÉCORD DE BODAS

¿Por qué 2022 está siendo el año de las bodas?

Las cifras del sector apuntan que solo este año se celebrarán 189.000 matrimonios frente a los 147.800 de 2021.

Celebración de una boda

Celebración de una boda Pexel

Publicidad

STORIES

Los datos son claros: las bodas en España aumentaron un 60% en 2021 respecto a 2020, según un reciente informe del Instituto Nacional de Estadística (INE). La institución no ofrece datos oficiales sobre el año en curso, pero los indicadores del sector nupcial señalan que la tendencia va en aumento.

Estas cifras duplican la demanda de bodas respecto al año 2019, hecho que puede sorprender ante la inflación de caballo que estamos sufriendo y la subida imparable del coste de vida. Y es que, según el portal especializado Bodas.net, el coste medio de una boda en España es de 20.500 euros. ¿Cómo se explica, entonces, esta fiebre por contraer matrimonio?

Recuperando el tiempo perdido

Una de las respuestas que explica esta subida exagerada del número de enlaces es, sin duda, las restricciones sociales aplicadas para frenar la pandemia del coronavirus. En ese sentido, la Asociación de Profesionales de Bodas (APBE) sí que tiene datos más actualizados respecto al incremento de las bodas en 2022. Según esta organización, solo este año se celebrarán 189.000 enlaces frente a los 147.800 de 2021, que fueron un 63% más que las registradas en el peor año de la pandemia.

Está claro que, parte de esta subida se debe a las bodas pospuestas a lo largo de los años del pico de la pandemia. Durante este período, las restricciones sociales fueron muy exigentes y muchas parejas prefirieron esperar, que hacer la celebración a medio gas.

En 2022, con la llegada de la normalidad, prácticamente, en su totalidad ha hecho que las cifras se hayan ido multiplicando desde 2020. Además, el sector es optimista de cara al futuro y prevé que la cifras se mantengan durante el 2023.

El coste medio de una boda

Lo que sorprende es que, a pesar de la tremenda inflación, la gente siga invirtiendo dinero en bodas. Porque, si bien es cierto que a través de los regalos de los invitados se puede recuperar una parte del dinero invertido, no siempre se sale ganando.

El mayor porcentaje del gasto total está destinado al banquete, que suele costar entre 12.000 y 14.000 euros en función del número de invitados. Dentro de este precio, están incluidas las bebidas, el aperitivo, el menú y la barra libre.

A parte está el pastel de boda y el DJ para la fiesta. Otro gasto a considerar es el alquiler del local y todos los gastos que le puedan acompañar, como el alquiler de carpas. A todo esto, hay que añadir los transportes, las flores, los vestidos, los detalles para los invitados y los imprevistos. El total puede ascender hasta más de 20.000 euros de media.

El elevado coste de una boda hace que el sector mueva una importante cantidad de dinero. Cerca de 3 millones y medio de euros anuales en España, según datos de la startup SingularCover, consultora especializada en seguros para autónomos y pymes.

No todo son campanas de boda

Pero no a todos los futuros matrimonios les ha ido igual de bien. El parón y el confinamiento obligado por el coronavirus también planteó a las parejas un reto difícil de superar. La convivencia 24/7 bajo el mismo techo agudizó, en algunos casos, las carencias y desavenencias del futuro matrimonio y acabó con un número considerable de relaciones.

En estos casos, donde un día señalado había convocada una boda, ahora ya no existe ni pareja. Según datos de The Knot Wordwide, entre el 5% y el 9% de los enlaces previstos para 2020 se cancelaron. Después del confinamiento, en 2021, el INE apunta que las rupturas matrimoniales aumentaron un 13 %.

Novamas » Vida

Publicidad