NovaMás » Vida

RAZAS

Perros potencialmente peligrosos: Razas y obligaciones para los propietarios

Para poder tener un perro considerado potencialmente peligroso hay que tener unas licencias. Te lo contamos todo sobre estas razas.

Perro considerado peligroso saltando.

Perro considerado peligroso saltando. Pexels

Publicidad

Cada vez son más las dudas a cerca de las leyes sobre la tenencia de determinadas razas.

Para poder entender cuales son las razas catalogadas como peligrosas tenemos que explicar el porqué de esa etiqueta.

Hasta 1999 no existía ninguna ley en España que regulara las obligaciones de los propietarios con perros con corpulencia y musculatura determinada.

A raíz de un aumento de ataques de canes a personas y viendo que, en función de la fortaleza de la raza, las lesiones eran mayores o incluso irreparables, se decidió instaurar la primera ley de tenencia de animales potencialmente peligrosos (Ley 50/1999, de 23 de diciembre).

Dicha ley indica textualmente "se hace preciso regular las condiciones para la tenencia de animales que puedan manifestar cierta agresividad hacia las personas por una modificación de su conducta a causa del adiestramiento recibido y a las condiciones ambientales y de manejo a que son sometidos por parte de sus propietarios y criadores".

Como vemos, aunque a nivel mediático insisten en que la ley condena a determinadas razas, realmente explica que la agresividad que pueden mostrar es por cómo los propietarios les educan.

Aún así, claramente algunas razas tienen una corpulencia mayor y eso hace que un ataque, por el motivo que sea, sea más peligroso si el perro es de una determinada raza.

¿Qué es un perro potencialmente peligroso según la ley?

Es importante hacer mención a otro punto de la citada ley, que explica realmente lo que significa un perro potencialmente peligroso: "Se considera que la peligrosidad canina depende tanto de factores ambientales como de factores genéticos, de la selección que se haga de ciertos individuos, independientemente de la raza o del mestizaje, y también de que sean específicamente seleccionados y adiestrados para el ataque, la pelea y para inferir daños a terceros".

Así, perros de razas que de forma subjetiva se podrían catalogar como peligrosos son perfectamente aptos para la pacífica convivencia entre las personas y los demás animales, incluidos sus congéneres, siempre que se les hayan inculcado adecuadas pautas de comportamiento y que la selección practicada en su crianza haya tenido por objeto la minimización de su comportamiento agresivo.

Partiendo de esta premisa, el concepto de perro potencialmente peligroso expresado en la presente Ley no se refiere a los que pertenecen a una raza determinada, sino a los "ejemplares caninos incluidos dentro de una tipología racial concreta y que, por sus características morfológicas, su agresividad y su acometida, son empleados para el ataque o la pelea, así como los animales nacidos de cruces interraciales entre cualquiera de éstos y con cualquiera de otros perros".

Por aburrido que pueda ser leer un decreto ley, queda más que claro que no se pretende acusar a determinadas razas, sino intentar estableces qué animales tienen unas condiciones más peligrosas y, por lo tanto, deben tener propietarios conocedores de esta condición, responsables y capaces.

Por ello, se establecen una serie de obligaciones para dichos propietarios. Al igual que la gente que posee un arma de fuego, ya sea un rifle o la escopeta de perdigones del abuelo, debe tener una licencia de armas y pasar un examen psicológico, los propietarios de este tipo de perros deben sacarse las licencias pertinentes, ya que mal guiados, pueden ser tan peligrosos como un arma de fuego.

Razas de perros potencialmente peligrosas

Las razas catalogadas como PPP (perros potencialmente peligrosos) son las siguientes:

  • Pit Bull Terrier
  • Staffordshire Bull Terrier
  • American Staffodshire Terrier
  • Rottweiler
  • Dogo Argentino
  • Fila Brasileiro
  • Tosa Inu
  • Akita Inu

A esta lista se añaden todos aquellos cruces o razas que presenten la mayoría de las siguientes características:

  • Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.
  • Marcado carácter y gran valor.
  • Pelo corto.
  • Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 centímetros, altura a la cruz entre 50 y 70 centímetros y peso superior a 20 kg.
  • Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.
  • Cuello ancho, musculoso y corto.
  • Pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
  • Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.

Permisos y licencias para la tenencia de perros potencialmente peligrosos

Catalogar un perro como potencialmente peligroso no siempre es tarea fácil, pero si pensamos en un ataque, está claro que un mastín puede hacer más daño que un chihuahua. Por eso, los propietarios de perros grandes y musculados deben entender que se les exijan los permisos y obligaciones que detallamos a continuación.

1. Siempre atados y con bozal: La principal diferencia con estos perros es que tienen que salir a pasear siempre atados con correa no extensible y con bozal.

2. Mayor de edad: En principio solo pueden pasearlos un mayor de edad que sea capaz de controlarlo.

3. Sin delitos: La licencia exige estar libre de delitos y sanciones graves, ser mayor de edad y estar capacitado mediante examen psicotécnico.

4. Seguro obligatorio: Es necesario tener un seguro de responsabilidad civil específico para estos perros.

Los tramites hay que realizarlos en el ayuntamiento del municipio en el que esté empadronado el propietario y el perro. También debe constar el certificado oficial veterinario en el que se revisa que el animal no presente muestra alguna de agresividad.

Futura ley de tenencia de animales

Hasta 2030 esta es la ley que hay en vigor, con sus añadidos en 2002 aquí reflejados, y a la que hay que acogerse por mucho revuelo mediático que haya respecto a la futura reforma de ley del 2030, que quizá eliminará la categorización de perros peligrosos.

Lo que no se explica es que dicha propuesta de ley (que aún no está aprobada), pretende equiparar e igualar las obligaciones de todos los propietarios de perros, siendo necesario un curso certificado de adiestramiento. Además, según determinadas circunstancias, serían necesarias licencias específicas.

Cómo son los perros potencialmente peligrosos

Todo el que ha tenido un perro de la lista de PPP sabe lo familiares y mimosos que son. Cuando alguien que no ha tenido la oportunidad de conocer esa raza se cruza con uno, como propietario lo mejor que podemos hacer es entender que su físico impone, pero que si les damos la oportunidad, acabarán viendo lo dulces que son.

No sirve de nada la eterna pelea entre amantes de los PPP y los que tienen miedo. Trabajemos en conjunto. Demos ejemplo respetando las normas de convivencia y ofrezcamos la oportunidad a los que se animen a conocer la realidad de esos perros, todo fuerza y corazón.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Cómo limpiar las sillas de tela y eliminar posibles manchas

Publicidad