NovaMás » Vida

CALIDAD EN EL SÚPER

Los panecillos de Aldi que arrasan: sin aditivos, con masa madre y aceite de oliva

Te contamos qué tiene este pan que tanto gusta y por qué se suele agotar cada vez que lo reponen.

Los panecillos de Aldi que arrasan: sin aditivos y con aceite de oliva

NovaMás Los panecillos de Aldi que arrasan: sin aditivos y con aceite de oliva

Publicidad

La oferta de pan es infinita: a las panaderías tradicionales se suma la macro variedad de panes de las grandes superficies, a precios realmente bajos y muy competitivos. Muchas veces, la oferta de pan de los súpers se asocia a pan de mala calidad. No obstante, desde hace un tiempo la calidad cada vez es más alta porque los consumidores somos más exigentes.

Entre esta gran oferta de pan, uno de los supermercados que ofrece un gran pan es Aldi. Si eres afortunada y en tu barrio o cerca de casa o del trabajo tienes uno, lo podrás encontrar en la zona de los panes al corte y la bollería sin envasar. Se trata de una bolsa con 4 mini chapatas de pan de cristal que cuesta 1 euro. Es decir, que la unidad sale a 0,25 céntimos, un precio muy bajo para la gran calidad de este pan.

Qué tiene de especial el pan de Aldi

Esta bolsa de pequeñas chapatas están elaboradas con masa madre de harina de trigo y aceite de oliva como ingredientes principales a destacar. Los panecillos no contienen aditivos, por lo que son una muy buena opción para desayunos y meriendas de los peques (y para los no tan peques, también).

Concretamente, en la especificación de sus ingredientes se detalla que están elaborados con harina de trigo, agua, un 4,2% de masa madre (harina de trigo fermentada y agua), un 1,5% de aceite de oliva virgen extra, sal, levadura y harina de malta de trigo. Este último ingrediente, la harina de malta, lo hace aún más especial: a pesar de ser un pan blanco y no integral, la harina de malta de trigo lo hace más saludable.

El porcentaje de sal del 1,5% podría ser más bajo para acabar de redondear la excelencia de este pan. No obstante, sigue siendo una buena opción para preparar los bocadillos diariamente. Además, el precio a 1 euro hacen que realmente valga la pena.

Cómo preparar el pan de cristal

Las chapatas de pan de cristal están ricas sin tostar, pero para algunos paladares pueden resultar un poco blandas. Lo ideal es abrir los panecillos por la mitad y tostarlos en un minuto. Quedan realmente buenos de esta manera, ya que se potencia todo su sabor y se evita el efecto de pan blando que no suele ser agradable.

En el envase se indica que la bolsa de panecillos se puede congelar. Este punto es importante, puesto que nos indica que no debe haber sido congelado con antelación. En NovaMás hemos probado a congelarlo durante un par de semanas y la calidad del pan no se resiente en absoluto.

Para usarlo una vez congelado, solo tenemos que sacar los panecillos que necesitemos del frigorífico y dejarlos a temperatura ambiente unos minutos. Cuando el pan ya permite el corte, aunque siga congelado, podemos poner las rebanadas en la tostadora. El resultado es un pan crujiente que da gusto comer y compartir.

Estas bolsas de chapata de cristal suelen arrasar en la mayoría de supermercados Aldi cada vez que los reponen. Quedarse sin ellos es difícil, puesto que siempre tienen mucho repuesto, aunque a veces hay que esperar unas horas para poderlo comprar cuando se ha agotado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Muñecos de jengibre: una receta fácil y resultona para esta Navidad

Publicidad