ENTREVISTA

¿Es malo teñirse el pelo estando embarazada?

Hemos hablado con la especialista en Obstetricia y Ginecología, la Dra. Itziar García Ruiz del Hospital Universitari del Vall Hebron de Barcelona, para que nos confirme si acudir a un salón de belleza o realizarnos diferentes tratamientos capilares en casa puede ser perjudicial para una mujer embarazada. No te pierdas nuestra conversación.

Mujer embarazada en un salón de belleza

Mujer embarazada en un salón de belleza iStock

Publicidad

Cuando una mujer descubre que está embarazada, todos sus sentidos se ponen alerta. ¿Cómo debo cuidarme a partir de ahora? ¿Qué dieta debo seguir? ¿Qué disciplinas deportivas puedo seguir? ¿Qué tratamientos de belleza están contraindicados?

En NovaMás hemos querido hablar con la especialista en Obstetricia y Ginecología, la doctora Itziar García Ruiz del Hospital Universitari del Vall Hebron de Barcelona, para preguntarle sobre si es malo teñirse el pelo, hacerse mechas o decolorarse la melena mientras esperas un bebé. No te pierdas sus respuestas.

¿Es perjudicial teñirse o decolorarse el cabello estando embarazada?

En principio no, no es perjudicial teñirse o decolorarse el cabello durante el embarazo. La cantidad de producto que se absorbe a través de la piel y el cuero cabelludo es muy baja, y lo que pueda pasar a la sangre, a la placenta y al feto, es todavía mucho menor.

Además, los productos capilares cada vez presentan menos sustancias potencialmente nocivas como amoniaco, PPD (parafenilendiamina) o PTD (paratoluendiamina). Igualmente, para minimizar al máximo el riesgo, se pueden seguir ciertas recomendaciones.

- Utilizar guantes. En caso de que sea la embarazada la que aplique el producto.

- Mantener el tinte el tiempo mínimo.

- Utilizar el producto en lugares con buena ventilación.

- Enjuagar el cuero cabelludo tras la aplicación del tinte.

- Priorizar el uso de tintes vegetales.

¿Por qué crees que está extendida la creencia de que según qué tratamientos capilares son perjudiciales?

El embarazo es un periodo de gran vulnerabilidad. Y es normal que las mujeres muestren reservas o dudas sobre aspectos cotidianos, por miedo a que puedan perjudicar al embarazo.

También es cierto que la evidencia científica durante el embarazo es limitada. Es difícil demostrar la seguridad de un producto o un fármaco en una mujer embarazada.

"La evidencia científica durante el embarazo es limitada"

¿Qué otras consultas similares te han llegado como profesional?

Las dudas sobre qué se puede comer y qué no durante el embarazo son las más frecuentes. También sobre el tipo de actividad física o ejercicio que se puede realizar; la utilización de protectores solares o cremas de estética; la depilación láser; o sobre acudir a balnearios o spas.

¿Cuáles son los bulos más importantes a rebatir durante la gestación?

Es importante tener muy claro las recomendaciones sobre alimentación y conocer los riesgos relacionados con el consumo de alcohol y tabaco, porque en estos casos las implicaciones negativas para el embarazo están ampliamente demostradas y podemos evitarlas con cambios en nuestros hábitos.

"Llevar el embarazo sin riesgos, pero también sin limitaciones o miedos injustificados"

El resto de creencias o dudas -como teñirse el pelo o ir al spa, por ejemplo- se deben comentar con la comadrona o la ginecóloga, para poder llevar el embarazo de la forma más placentera, sin riesgos, pero también sin limitaciones o miedos injustificados.

¿Y durante la lactancia?

Durante la lactancia las recomendaciones son bastante similares, incluso se dispone de un poco más de flexibilidad. En general, cualquier producto de absorción cutánea se excretará en muy escasa cantidad a través de la leche materna, por lo que su repercusión en el lactante es mínima.

Novamas » Vida

Publicidad