NovaMás » Vida

CONSEJOS

El mal del puerco: Cómo superarlo para poder continuar rindiendo

El almuerzo es una de las comidas más importantes del día y, sin embargo, en muchas ocasiones nos es imposible continuar con nuestras responsabilidades porque nos ha entrado somnolencia.

Publicidad

¿Alguna vez has hecho una pausa para almorzar y te has arrepentido después? El almuerzo es una de las comidas más importantes del día y, sin embargo, en muchas ocasiones nos es imposible continuar con nuestras responsabilidades porque nos ha entrado somnolencia. Un café o un té verde nos pueden ayudar a recuperar esa poca energía que nos hace falta para recobrar las ganas de realizar las tareas, pero también hace falta mucha fuerza de voluntad.

Si te resulta familiar esta situación, debes saber que existe un término popularmente utilizado para referirse a ese sueño que aparece después de ingerir alimentos. Se le llama ‘mal del puerco’, y hay algunas maneras efectivas de combatirlo. En el vídeo de hoy te explicamos por qué sucede este fenómeno y cómo evitarlo.

¿Por qué nos entra sueño después de comer?

A pesar de que es completamente normal que después de comer nos entre sueño, hay maneras de evitar que esto nos impida seguir con nuestros quehaceres, pero primero es necesario entender por qué sucede.

Según varios estudios, este fenómeno se activa por el tipo de alimentos que consumimos, y no por la cantidad de comida que ingerimos. Los alimentos con un alto índice glucémico, como el pan, la pasta, el arroz o los postres, provocan un aumento de glucosa en la sangre que nuestro páncreas no es capaz de procesar correctamente. Se elevan los niveles de insulina, a la vez que serotonina y triptófano, un neurotransmisor y un aminoácido que nos hacen sentir con esa sensación de cansancio y bienestar de haber comido bien.

¿Cómo combatir el mal del puerco de manera efectiva?

Sabiendo todo esto, entonces para combatir el ‘mal del puerco’ no tenemos que medir las cantidades de comida, sino vigilar qué es lo que comemos. Es recomendable evitar ingerir muchos carbohidratos en una misma comida. Es decir, si por ejemplo comemos un plato de pasta y lo acompañamos con pan, es probable que suframos este “coma alimentario”.

Los días que tengas que hacer alguna actividad importante después de comer, intenta no abusar de los carbohidratos o los alimentos con mucha grasa realizando recetas equilibradas, comiendo despacio y bebiendo mucha agua durante el día para evitar esta pesadez.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Cómo evitar la hinchazón de la cara por las mañanas

Publicidad